Autoridades siguen sin deslindar responsabilidades del accidente que dejó huérfanos a dos niños

NUEVA ROSITA, COAHUILA.- Después de cinco meses de la muerte de tres integrantes de la familia Álvarez García, continúan empantanadas las averiguaciones para determinar quién es el presunto responsable de este accidente automovilístico registrado el pasado mes de marzo sobre la carretera federal número 57.
La señora María Elena Pantoja, abuela y bisabuela de Alejandra García Hernández y del niño Jesús Nicolás Álvarez García, informó que aún las autoridades policíacas no deslindan responsabilidades y el juicio continúa para determinar quién tuvo la culpa de este terrible accidente que cobró la vida de tres integrantes de una familia.
Según las autoridades policíacas que tomaron conocimiento de los hechos, responsabilizaban a Óscar Álvarez Farías, conductor de una camioneta Chevrolet de ser el presunto responsable por haber cruzado la cinta asfáltica sin precaución alguna, en ese momento transitaba el conductor de un tráiler que los impacta contra otra unidad quinta rueda.
Mientras que las autoridades competentes no deslinden la responsabilidad de ambos conductores, los dos niños que quedaron huérfanos de padre y madre siguen sin recibir alguna pensión o un fideicomiso para sus estudios, que es lo que solicitan sus familiares.
La señora María Elena Pantoja agregó que los niños a diario preguntan por sus padres y los siguen esperando porque creen que de un momento a otro regresarán a su hogar después que se fueran a trabajar en la venta de helados, mientras tanto siguen recibiendo ayuda psicológica para poder enfrentar este proceso doloroso y sobre todo el trauma de haber perdido a sus padres y su hermanito en este trágico accidente ocurrida el pasado dos de marzo.