El exempleado fue despedido por abandono de trabajo luego de que ya no se presentó a laborar

FRONTERA COAH-. Antonio Liñán quien trabajaba como chofer para el municipio y que está implicado en el asesinato de Eduardo Castillo de 19 años, fue dado de baja por abandono de trabajo, explicó Juan Carlos Villa Cardoza, director de Recursos Humanos.
Dejó de trabajar desde hace más de 15 días, pero fue hasta el 15 de abril cuando se reportó y se le dio de baja por tener más de cuatro faltas que en la Ley Federal del Trabajo esta acumulación de faltas se considera como abandono de trabajo.
Como director de Recursos Humanos, Villa Cardoza señaló que es lamentable lo que pasó y que esté involucrado en el asesinato de un joven, señaló que la actitud que Antonio Liñán mostró como trabajador para el municipio siempre fue buena.
“Nunca tuvimos ninguna queja de él, ni de inasistencia, puntualidad, alguna falta administrativa o algo que dañara su trabajo, jamás lo pensamos”, señaló el director.
Mencionó que existen más casos de abandono de trabajo, al darse de baja pierden automáticamente sus derechos, al pasar los 4 días esperan unos días más por si el trabajador presenta algún justificante de lo contrario se le da de baja.