Dan último adiós al padre Gilberto

Los fieles católicos de Múzquiz se reunieron en la Iglesia Socorrito

Las cenizas del párroco quedaron depositadas en la parroquia de Guadalupe.
PUBLICIDAD

MELCHOR MÚZQUIZ, COAH.- El Obispo de la Diócesis de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño ofició la misa en memoria del padre Gilberto Sánchez Cantú, lo anterior en la Iglesia del Perpetuo Socorro de esta localidad.

La urna con las cenizas del presbítero llegó la tarde del domingo al arco de bienvenida siendo el padre Wilberth Alejandro Ramón Salinas quien hizo entrega de la misma al padre Juan Alberto García Mendoza.
Posteriormente el contingente con los feligreses partió a la iglesia Socorrito donde se ofreció la misma y el mensaje por parte del Obispo ante la partida del sacerdote.

Recuerdo hace poco más de 3 años, envié al padre Gilberto a esta ciudad, bien seguro de que realizaría un gran trabajo pastoral, pues en los lugares anteriores donde había estado, realizó una labor formidable y en Socorrito no fue la excepción, expresó monseñor.

“Tuve la dicha, mencionó, de haberle conferido el ministerio sacerdotal por mis manos, comenzamos con pie derecho y siguió haciendo realidad que si vivimos para el señor vivimos y junto con sus demás hermanos sacerdotes y con los laicos de las comunidades que le fueron encomendadas fue encontrando el poder vivir para Dios en Iglesia”.
Hoy despedimos con profunda pena al sacerdote tras haber hecho un recorrido con sus cenizas por la ciudad de Acuña, Piedras, Negras, Allende, la Villa de Agujita de donde era originario, Nueva Rosita y Múzquiz, destacó.

Depositan sus cenizas en Parroquia Guadalupe

Con una celebración fue despedido el padre Gilberto Sánchez Cantú.

Ayer las cenizas del sacerdote Gilberto Sánchez Cantú se depositaron en la parroquia de Guadalupe, el extinto padre fue recibido entre llanto y porras por los feligreses que acudieron a despedirlo.
Las cenizas del padre, fueron recibidas por el sacerdote Rafael Castillo párroco de la iglesia de Guadalupe y los familiares del acaecido presbítero quienes han participado en las diferentes celebraciones que se le han oficiado como homenaje póstumo.

Desde la llegada de las cenizas del querido sacerdote fue recibido con un rosario, posteriormente a las 12 del mediodía se ofició misa y a las 4:00 de la tarde fue despedido con otra celebración, las cenizas fueron depositadas en la misma parroquia.
Lorena Patricia Sáenz Menchaca, señaló que el padre Gilberto Sánchez Cantú, sembró la semilla del amor y de la amistad, además construyó la capilla de nuestra señora del Socorro que se ubica en la colonia Maseca.

Además lamentó la muerte de un ser extraordinario, un gran ser humano que ayudó a las familias más menesterosos y de quién solicitó de sus servicios para visitar a enfermos en los diferentes hospitales.