Diecinueve policías revalidarán sus pruebas de control y confianza.

Un total de 34 policías operativos y 15 empleados de Seguridad Pública tendrán que revalidar sus pruebas de control y confianza.

“A todos ellos se les venció la vigencia de las pruebas el pasado 1 de julio”, confirmó el secretario del Ayuntamiento, Hermelo Castillón Martínez.

Dijo que por tal motivo se contactó con el Centro de Control y Confianza, C3 en Ramos Arizpe, para que presenten nuevamente los exámenes.

La fecha podría ser a finales de julio.

Mientras tanto, Castillón Martínez advirtió que quienes no pasen las pruebas serán dados de baja inmediatamente.

“El interés de la Administración es tener un cuerpo policial totalmente limpio y al 100 por ciento seguro”, indicó.

Recordó que las pruebas de control y confianza son obligatorias y requeridas por el Gobierno Federal, y quién no las haga estará incurriendo en un delito que se castiga hasta con cárcel.