Debaten candidatos a la gubernatura

Los siete aspirantes tuvieron la oportunidad de exponer su plataforma política

Saltillo, Coahuila.- En un debate donde abundaron las acusaciones de corrupción y descalificaciones, los siete candidatos a la gubernatura de Coahuila, tuvieron la oportunidad de exponer su plataforma política en los temas de Seguridad, Educación y Salud.
El Museo del Desierto fue la sede dispuesta por el Instituto Electoral de Coahuila, para que los candidatos de todos los partidos e independientes pudieran externar y replicar sus propuestas en un debate que duró 2 horas con 28 minutos.
A través de un esquema de preguntas y respuestas, con un margen de tres minutos y la opción de réplica, Miguel Riquelme Solís, de la Coalición Coahuila Seguro, aseguró ser el único candidato que ha presentado una oferta integral.
Destacó su trabajo combatiendo la inseguridad en Torreón cuando fue Alcalde, problemas afirmó, propiciados por las dos administraciones panistas que lo antecedieron.
En este ejercicio democrático fueron constantes las acusaciones, descalificaciones e incluso apodos despectivos, dando poco espacio a los argumentos de cómo resolver los tópicos que se presentaron en materia de Seguridad, Salud y Educación.
Javier Guerrero, candidato independiente se quejó por la falta de equidad en el reparto de recursos para los partidos, así como los espacios en medios, a su vez que Mary Telma Guajardo, se manifestaba como la candidata mejor preparada académicamente, una mujer luchona que había sufrido en carne propia las carencias en los sistemas de salud y falta de oportunidades educativas.
En la pregunta ¿Qué podemos hacer para mejorar la forma en que se imparte justicia en la entidad? Armando Guadiana Tijerina, José Ángel Pérez Hernández del PT y Memo Anaya del PAN coincidieron en la necesidad de quitarle la capucha a los policías.
Luis Horacio Salinas Valdés, candidato independiente, se refirió a los altos índices de impunidad que privan en la entidad y aseguró ser el único de los siete candidatos que no tiene “cola que le pisen”, además de ser realmente independiente, al no haber militado en un partido político.
Las acusaciones de los cinco se dieron en varios sentidos, principalmente contra los abanderados del PRI y el PAN, estos a su vez dedicaron espacio importante en refutar señalamientos como la compra de votos por más de 70 millones de pesos de Guillermo Anaya, su enriquecimiento inexplicable y la compra de mansiones.
Armando Guadiana Tijerina, señaló que el principal delito que aqueja a los coahuilenses es la corrupción y acusó a Guillermo Anaya en que durante su administración en Torreón los robos crecieron 300 por ciento.
Además, hubo acusaciones a los candidatos del PRI y PAN y mutuas de haber sido quienes abrieron la puerta a la delincuencia, ya sea en el gobierno o dejando de combatir la inseguridad desde las diferentes instancias del Gobierno Federal y Poder Legislativo.
José Ángel Pérez del PT, dijo que conformará un observatorio ciudadano y Miguel Ángel Riquelme de la Coalición Coahuila Seguro acusó a Guillermo Anaya de atraer casinos a Torreón y con ello la inseguridad. Finalmente, Mary Telma Guajardo expresó que ninguno de los candidatos varones tiene la sensibilidad de una mujer, porque no han tenido hijos, lo que generó la risa de todos.
En los rubros de Educación, los candidatos opositores coincidieron en la necesidad de combatir la corrupción y el compadrazgo en la designación de cargos, eliminar a los aviadores y mejorar las condiciones de la educación pública.
El tema que abrió una nueva confrontación fue el de Salud, donde al menos todos coincidieron que el sistema de salud es deficiente por la falta de medicamentos en hospitales, en este aspecto Guillermo Anaya habló de un plan de cien días y una inversión directa a este rubro de 250 millones de pesos para comprar medicamento, versión que fue criticada por Miguel Ángel Riquelme, al considerar que dicho recurso no alcanzaría para atacar el problema realmente y propuso un inversión de más de mil 300 millones de pesos.
“En mi gobierno no le faltará medicinas a nadie, si un hospital del Estado no te surte la receta, se las vamos a pagar. Ampliaremos los centros de salud y el número de unidades móviles para las comunidades más alejadas y marginadas”.
Al finalizar el evento, todos los candidato se manifestaron vencedores o al menos los expositores de las mejores propuestas, aunque quedó la expectativa de conocer no solo el qué, si no el cómo se mejoraría el Estado en materia de Seguridad, Salud y Educación.