Para Eva Rodríguez, el trabajo impide que los padres de familia estén al pendiente de los menores.

Para los monclovenses, la Iglesia católica debe hacerse responsable de los representantes de Dios o sacerdotes y predicar con el ejemplo, los valores que dice le faltan a la sociedad, solo están dejando de lado la pedofilia que tratan de encubrir tan fervientemente en todo México.
Delia Marrojín refutó las declaraciones que hizo el Padre Nery acerca de la pedofilia, dijo era la falta de valores de la sociedad la que provocaba que los sacerdotes o religiosas tuvieran ese tipo de acciones que tanto critica la Iglesia. “No pueden tapar el sol con un dedo y se quieren deslindar de los problemas internos, tienen que hacerse responsables de los actos”.

“La iglesia está tratando de culpar a la misma sociedad”, dijo Jony Rodríguez.

Para la joven Nelida Bazandua, el concepto que la Iglesia trata de cambiar acerca de la pedofilia está muy mal, dijo los valores son desde la casa y se supone que son los padres y sacerdotes, los que deben predicar con el ejemplo. “Ellos dan reglas que se supone las personas como hijos de Dios deben seguir, pero son ellos mismos los que las rompen en primer lugar”.
Los sacerdotes y su trato a la ciudadanía, es la imagen que muchos siguen cuando asisten a las misas o eventos católicos, ahora, está tratando de culpar a la misma sociedad y a las familias que si tienen buenos valores, de incentivar la pedofilia como otros actos en contra del prójimo, lo cual debe cambiar, expresó el señor Jony Rodríguez.

“Ni a la propia familia se los pueden confiar, el diablo anda suelto”, expresó Bernarda Sánchez.

Bernarda Sánchez opinó, parte de la responsabilidad de los hijos recae en los padres de familia, pues no a cualquier persona se les puede confiar a los hijos. “El diablo anda suelto” y ni a la propia familia se los pueden confiar y eso aplica también para los sacerdotes o hermanos de otra religión, señaló, no hay nadie mejor como uno mismo para estar con los menores.
La policía Eva Rodríguez, concordó con lo anterior, señaló que muchas veces los padres de familia deben salir a trabajar para mantener el hogar y dejan encargados a los niños o los dejan solos en sus domicilios.

 

Delia Marrojín comentó, “no se puede tapar el sol con dedo”.