Debe minería ser segura: Riquelme

Para brindar justicia y paz

PUBLICIDAD

San Juan de Sabinas, Coah.- El proceso para brindar justicia y paz a los deudos de Pasta de Conchos, debe ser acompañado de acciones para garantizar que la minería del carbón se de en condiciones de seguridad que eviten nuevas tragedias, y para construir nuevas alternativas de desarrollo en la región, planteó el gobernador de Coahuila Miguel Ángel Riquelme ante el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

Ante familiares de los mineros fallecidos en febrero de 2006, en un evento desarrollado en la plataforma de la mina 8 de Pasta de Conchos, Riquelme recordó la explosión ocurrida hace catorce años como una de las tragedias que más dolor ha causado a nuestra entidad.

“Pasta de Conchos representa la lucha incansable de las familias por encontrar justicia y paz”, destacó el gobernador y extendió su reconocimiento a los defensores de derechos humanos que han acompañado a las familias en instancias nacionales e internacionales para reparar las violaciones a las garantías que se dieron en la lamentable explosión.

López Obrador en su visita a la región es acompañado por los titulares de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; Trabajo, Luisa María Alcalde; Desarrollo Territorial, Román Meyer; el sub secretario Alejandro Encinas, el director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz.

En su discurso el gobernador Riquelme destacó que Pasta de Conchos también significa recordar que el derecho a un trabajo digno, sin riesgos a la vida y a la integridad de las personas, representa un derecho fundamental de todo ciudadano “y un deber que las autoridades debemos garantizar en la esfera de nuestras respectivas competencias”.

La minería del carbón, dijo, representa una forma de vida que los habitantes tienen para dar sustento a su familia “pero debemos seguir insistiendo que esa forma de vivir no debe significar explotar a las personas y poner en riesgo su vida”.

Enfatizó igualmente el mandatario coahuilense que el trabajo en las minas necesita garantías a fin de desarrollarse en condiciones de seguridad y protección, tanto para los mineros como para sus familias. “La protección de los derechos de los trabajadores y de sus familias debe ser una prioridad para las autoridades”, subrayó.

Esta visita presidencial, dijo, “representa una oportunidad para sumarnos al esfuerzo de las familias que han acordado con el presidente con el propósito de cumplir una serie de compromisos”.

“La principal demanda es la garantía de las acciones que resulten necesarias y viables para lograr el rescate de los cuerpos de las víctimas. De parte del gobierno del estado entendemos que esta demanda será factible en la medida que los expertos técnicos logren rescatar los cuerpos sin poner en riesgo a nadie más”.

Subrayó además que el recuerdo de la tragedia de Pasta de Conchos debe servir para actuar y tomar las medidas necesarias que aseguren que hechos como el ahí ocurrido no se repitan nunca más.

“También debemos hacer memoria y construir un presente que garantice mejores condiciones de empleo, desarrollo y sustentabilidad ambiental con la visión de que la región Carbonífera no solo tenga una oportunidad de explotación de la minería en condiciones seguras, sino que existan nuevas alternativas que ofrezcan a las generaciones presentes y venideras un proyecto de vida digna”.

Finalmente, Riquelme manifestó al Presidente la voluntad para que entre el gobierno de México y el gobierno del estado se avoquen a diversificar la economía de la región a fin de no depender únicamente de la actividad minera y de la extracción del carbón.

“Coahuila cuenta con un gran potencial de energías limpias y renovables que hacia el futuro debemos aprovechar en proyectos sustentables y de reconversión energética los cuales generan nuevas rutas de desarrollo y fuentes laborales en esta gran región”, concluyó Riquelme Solís.