El argumento de no tener dinero para comprar un auto mexicano, no aplicó en un Pontiac G6 modelo 2008

Por portar placas del extranjero, la Administración Fiscal General decomisó el día de ayer un vehículo en Monclova llevándose la unidad y al conductor al recinto fiscal ubicado al norte de la ciudad, en donde se tuvo retenido por varias horas al propietario del vehículo a quien se le obligó a la firma de documentos.
Alrededor de las 14:15 horas de ayer, elementos de Fuerza Coahuila detuvieron a José Ángel Menchaca, quien circulaba por la calle Cuauhtémoc a la altura de la colonia Ciudad Deportiva a bordo de un vehículo Pontiac G6 modelo 2008, y fue interceptado por los elementos que se bajaron de la unidad y comenzaron a revisar el vehículo.
José Ismael Hernández, quien viajaba como copiloto en el Pontiac, informó que después de revisar el auto le indicaron que se estacionara algunos metros más adelante, posteriormente llegaron más unidades de Fuerza Coahuila, así como personal de la Administración Fiscal General, entre ellos Lauren Rodríguez, quien es la encargada de llevar a cabo los operativos para decomisar vehículos y dos grúas.
Durante el tiempo que revisaban la papelería de la unidad se realizó un operativo “relámpago” en el que detuvieron otros vehículos que portaban placas vencidas, y que fueron llevados al recinto fiscal.
Ismael Hernández señaló que a ellos les dijeron que se los iban a llevar con el vehículo a las instalaciones que se encuentran en la calle Mar Mediterráneo de la colonia Santa Isabel, donde fue retenido por varias horas.

En este lugar se encontraba Enrique Peña Garza, representante de la Administración Fiscal, quien dijo que se llevó a cabo un procedimiento de administración en materia aduanera con la retención del vehículo que se queda embargado de manera precautoria durante el tiempo que el propietario comprueba la legal estancia.
Ángel Garza, dirigente local del Frente Cardenista, asociación a la que está incorporado el vehículo, señaló que se cometieron abusos en este decomiso, ya que no se estableció ningún operativo y solamente lo detuvieron porque les gustó el vehículo.
Asimismo se señaló en un inicio que el vehículo lo retenía persona del Comercio Exterior, posteriormente señaló que de Relaciones Exteriores y después que la Administración Fiscal General, sin que nadie se responsabilizara por esta situación.