Privilegia dice, la tranquilidad de su familia

La secretaria de Infraestructura Transporte del Gobierno del Estado de Coahuila María Esther Monsiváis Guajardo, dejó ayer su cargo. A través de un comunicado personal, la funcionaria explica los motivos de su salida:
“A raíz de una serie de publicaciones en las que se hace referencia a mi persona, así como a miembros de mi familia, deseo manifestar:
Reitero, como lo señalé hace unos días, que no hay ninguna relación entre la empresa Riviera Álamo y mi persona o la persona de mi esposo, Fernando Martínez Garza.
Tengo la certeza y la tranquilidad de que eso quedará demostrado en su momento.
Con la convicción de que no he cometido falta alguna, he tomado la decisión de separarme del cargo de secretaria de Infraestructura y Transporte del Gobierno del Estado de Coahuila. Así se lo he hecho saber hoy al gobernador Rubén Moreira.
Lo hago en el ánimo de no ser factor para que haya la mínima duda sobre la transparencia y el correcto uso de los recursos públicos por parte de la administración estatal, así como privilegiando la tranquilidad de mi familia.
Esta circunstancia, que para mí es una coincidencia, de que personas que laboraron para una empresa en la que sí tengo participación –pero no formo parte de su administración- quedará también aclarada en su momento.
Durante más de 20 años he dedicado mi vida al servicio público desarrollando diversas tareas en diferentes órdenes de gobierno; en todas he dejado constancia de cumplimiento cabal y esta no es la excepción.