Un pequeño perro dejó sin luz por varios minutos a vecinos de la colonia Picasso, tras morder los cables de una luminaria y provocar un cortocircuito en el cual murió electrocutado, siendo Bomberos y personal de Comisión Federal de Electricidad quienes restablecieron la energía.

El incidente se registró alrededor de la 01:00 horas de la madrugada de ayer, sobre el bulevar Benito Juárez con calle Indianápolis, donde el pequeño perro aparentemente de raza Pug, descubrió una pequeña subestación de energía subterránea.

El can entró al agujero y empezó a masticar los cables que abastece de energía una luminaria ubicada en el camellón central del bulevar Juárez, esto provocó un cortocircuito y que por procos minutos se fuera la luz en el sector.

Lo anterior también causó que el pequeño animal se electrocutara, muriendo instantáneamente pues la energía eléctrica que recorrió su cuerpo provocó que se incendiara.

Bomberos acudieron al sitio tras reportarse el apagón y un fuerte estruendo, encontrando al can ya sin vida y los cables mordisqueados por lo que solo acordonaron el área y solicitaron el apoyo de personal de la CFE.