“Dejaron morir a mi esposo, quiero justicia”

Quiero justicia para mi esposo, porque gracias al descuido de los elementos y el médico, mi esposo murió.
PUBLICIDAD

FRONTERA., COAH.-Ellos dejaron morir a mi esposo, mi niño se quedó sin padre, si lo hubieran atendido inmediatamente después del choque, nada de esto hubiera pasado, tengo a mi favor la declaración de los bomberos quienes aceptaron que los elementos de seguridad pública no llamaron a una ambulancia y tampoco les permitieron a ellos dar los primeros auxilios, por lo que espero que todo se resuelva a favor de mi familia.

Erika Yazmín Sánchez Favila, esposa del señor Antonio Díaz quien hace un año al encontrarse en estado de ebriedad chocó en las calles de la zona centro contra un objeto estático, por lo que elementos de seguridad pública llegaron, lo detuvieron y lo enviaron a las celdas preventivas sin recibir la atención del médico legista, por lo que cinco horas después murió.

“El Médico legista de Seguridad Pública de nombre Salvador dejó morir a mi esposo, no permitió que los elementos de bomberos lo revisaran y eso quedó asentado en las pruebas de este caso, tampoco le dio la atención debida, por lo que espero que en el juicio que se llevará a cabo el próximo domingo, los elementos y el doctor sean declarados culpables”

Sánchez Favila dijo confiar en las autoridades, toda vez que durante la primera audiencia los elementos y el médico se contradijeron en sus declaraciones, asegurando que solo habían revisado de vista a su esposo, quien supuestamente hablaba y caminaba bien, lo cual aseguró es mentira.
Comentó que ella acudió después del choque acudió a las celdas preventivas y al tratar de hablar con Antonio, este se encontraba tirado en el suelo hablando muchas incoherencias, situación que de forma inmediata informó a los elementos, quienes no prestaron importancia aún y cuando su esposo tenía una fuerte lesión en su cabeza, al estrellarla contra el vidrio del automóvil al momento del percance.

“Cuando bomberos y policías llegaron al accidente, mi esposo debió ser enviado a un hospital, sin embargo lo trasladaron a las celdas preventivas, para después consignarlo al Ministerio Público, a donde llegó y minutos después falleció de un shock hipovolémico, sin que nadie se diera cuenta”.
Explicó que en los exámenes periciales señalan que su esposo tenía además de la lesión en la cabeza, una lesión interna que provocó un sangrado que horas más tarde le causaría la muerte, razón por la que decidió denunciar al médico y los elementos por homicidio imprudencial producto de una omisión.
“Quiero justica, las pruebas están a nuestro favor, yo no sé mucho de leyes, sin embargo sé que ellos no le dieron una oportunidad de vivir a mi esposo por no atenderlo”.