Denuncia ciberacoso homofóbico

Son 10 vecinas que se han encargado de hacerle la vida imposible en redes sociales, solo por sus preferencias sexuales

Las vecinas la tachan de no ser “normal” por no tener un marido que la mantenga. Rosa Irene Medrano Reyes (derecha) desea presentar una demanda por reparación del daño psicológico y moral.
PUBLICIDAD

Rosa Irene Medrano Reyes acudió al Ministerio Público para demandar por reparación del daño a diez vecinas que desde hace dos años la han difamado, amenazado y burlado de ella como sus amigos y familia en redes sociales solo por su preferencia sexual, busca que más personas que sufren de acoso también alcen la voz.
La afectada declaró que ella vive en la calle Guayaba 102 en la colonia Del Río, donde ha vivido durante treinta años y jamás le ha faltado el respeto a ninguna persona. Hasta hace dos años que llegaron nuevas vecinas en la calle contigua, quienes al saber de su preferencia sexual no han dejado de decirle cosas mediante Facebook.

Señaló a Wendy Garza, Mireya González, Keila Macías, Ruby Almanza, Yesi Treviño, Wendy Campos Garza quien eliminó su cuenta y abrió otra con el nombre de Garza Esmeralda Wendy, Dan Dan García, Mayela Luna y Nancy González, quien había declarado en medios los supuestos golpes que recibió por parte de Rosa Irene. “Esto fue una mentira, ni siquiera les dirijo la palabra o se han acercado a mí a decirme cosas de frente, esto está pasando desde hace dos años y no quería hacer esto por mi mamá y mi pareja me detuvo mucho, pero ya es mucho acoso por todas partes y no es justo que también inmiscuyan a mis amigos y a mis familiares en esto”.

Dijo que las diez mujeres han tomado fotografías del Facebook de sus amigos y familia para burlarse de ellos en la red social, por eso, con el apoyo de su familia y compañeros de trabajo, decidió acudir al Ministerio Público para que dejaran de escribir tantas cosas en su contra y sobre todo, estas sean falsas.
“Me están dibujando como una persona súper agresiva y no lo soy, esto lo va a decir la justicia”, mencionó tras la publicación que hizo Mireya González diciendo que entre Rosa y su novia Mady golpeaban a los papás de Rosa, además de acusarla de drogarse y beber en exceso.

“Vive de asalariada en una casa insalubre y pobretona con su pareja igual de machorra, fea y pervertida que ella, besándose y exhibiéndose delante de los niños siendo la vergüenza de su familia. Sus vecinas si somos mujeres con una vida normal, que tenemos familia, hijos y maridos que nos mantengan”, escribió Nancy González.
La persona que la atendió dijo que la instancia la asesorarían para demandar por la vía civil en el Centro de Justicia y ver bajo qué término se haría la demanda, primero tendría que revisar todas las publicaciones que las mujeres han realizado y estudiar los términos, también se haría otra demanda ante el Ministerio Público. Rosa Irene expresó que ella desea una demanda por reparación del daño psicológico y moral tras los comentarios homofóbicos.