El agente del Ministerio Publico Sergio Camarillo, señalado por extorsionar a un paisano y quien supuestamente estaba suspendido, continúa laborando con la protección del delegado de la Fiscalía Rodrigo Chaires Zamora.

Para colmo, el Agente del Ministerio Público fue acusado ayer nuevamente de pedir un depósito de dinero a una cuenta personal, expedida en una tienda de conveniencia a cambio de dejar libre a un detenido y liberar un vehículo.

Lo anterior lo dio a conocer Jesús Hernández Reyes, a quien acusaron falsamente de ser “pollero” el pasado 21 de octubre e incluso dispararon en su contra desde una patrulla de la Policía Federal sobre la carretera 57.

“Para que me dejaran salir, un familiar tuvo que depositar al Ministerio Público Sergio Camarillo siete mil pesos en una cuenta saldazo, pero en un principio me pedía 20 mil; Ahora después de tres semanas no me quiere regresar mi auto, no tiene reporte de robo, no tiene nada como para que me lo detengan, pero me dijo que como no le di el dinero en su momento, ahora con 10 mil para poder darme la liberación”, expresó indignado Jesús Hernández Reyes.

Hernández Reyes dejó en claro que no se acredita la trata de personas, delito que le quisieron fincar en la Fiscalía, pues agregó que lo torturaron para que aceptara que traficaba con indocumentados en su declaración.

“Soy chofer de una empresa transportista, me mandaron a Saltillo, me traje a unos compañeros y entregamos tres unidades de transporte de personal al empresario Ramón Espino pero antes de regresarnos a Guanajuato, mis compañeros quisieron venir a Monclova para darles un “aventón” a dos amigas”, indicó el operador.

Hernández Reyes recordó que la madrugada del 21 de octubre vio unas luces en la carretera pero no observó algún señalamiento que le indicara que era un retén, por lo que se detuvo más adelante al ver la movilización.

“Ya cuando me paré, bajamos del auto y me di cuenta que estaban disparando, mis acompañantes salieron corriendo hacia el monte. A mí me detuvieron y me acusaron de haberle disparado a los federales, si no es por la prueba de rodizonato de sodio que salió negativa no se hubiera comprobado que no les disparé a los Federales”, expreso Jesús.

Ahora, Jesús, a pesar de su mala experiencia en la ciudad, regresó solo para liberar su auto, sin embargo, el agente del Ministerio Público Sergio Camarillo, quien según estaba suspendido, le pidió a cambio 10 mil pesos para liberarlo a pesar que el vehículo cuenta con su papelería en regla y no cuenta con reporte de robo.

Jesús buscó ayuda jurídica debido a los actos de corrupción que existen dentro de la Fiscalía, por lo que los abogados Jesús Flores Sosa y Pedro Peña, formalizarían una denuncia por escrito y acudirían a las instalaciones para exigirle al delegado Rodrigo Chaires Zamora, para que deje de solapar al Ministerio Público Sergio Camarillo.

Se dio a conocer que horas más tarde después que los abogados Flores Sosa y Peña acudieron a las instalaciones de la Fiscalía de la región Centro para ejercer presión, el auto de Jesús fue liberado del corralón.

Si no es por la prueba de rodizonato de sodio que salió negativa, no se hubiera comprobado que no les disparé a los federales”

Jesús Hernández Reyes