SABINAS, COAHUILA.- Aunque no hay estadísticas que arrojen números respecto a cuantas personas padecen depresión en la Región Carbonífera, este es un padecimiento que cada vez afecta a más personas sobre todo a jóvenes, la última Encuesta Nacional de Hogares del INEGI reveló que aproximadamente un 56.5 por ciento de la población ha padecido angustia y sentimientos de depresión, de estos aproximadamente 2 terceras partes, son jóvenes.
En dicha encuesta se pudo conocer que de 109.2 personas mayores de 7 años, el 51.8 por ciento o sea 56.5 millones presentaron sentimientos de preocupación y nerviosismo, de estos el 30.5 por ciento presentaron síntomas de depresión o sea 33.3 millones de personas.
En los estados de Quintana Roo y Veracruz es donde más se presentan problemas de depresión, Chiapas es otro estado en donde se concentra un mayor porcentaje de personas depresivas.

El director del Hospital General, Juan A. Montemayor anunció las Jornadas de Salud Mental que serán en octubre.

Coahuila no es la excepción, en la región se presentan muchos casos de depresión aunque en la Unidad de Especialidades Médicas en Centros de Atención Primaria en Adicciones (UNEME CAPA), no lleven la cuenta.
El director del Hospital General de Nueva Rosita doctor Juan A. Montemayor manifestó, que la atención para este tipo de pacientes se proporciona en esta Unidad.
Respecto a las causas que pueden desencadenar la depresión dijo, puede haber muchos motivos y diagnósticos, cada caso es especial, es una enfermedad que se maneja de manera diferente, ya que cada paciente tiene diversa tolerancia a los medicamentos y psicoterapias.
Los cambios que se producen en el organismo-dijo el doctor Montemayor- son físico químicos y en ocasiones provocadas por el embarazo como la depresión post parto.
También dijo hay diversos grados de depresión, la mayor es aquella en la que las personas terminan por suicidarse.
Hasta el momento se desconocen dijo muchas de las funciones cerebrales, toda la actividad cerebral en las personas, se dice que solamente utilizamos un 10% de la capacidad que tenemos, hay quienes han desarrollado el cerebro a niveles que no lo hace la gente normal como el caso de Uri Geller.

El psiquiatra Omar Guajardo atiende varios casos de depresión en la UNEME CAPA.

Informó que en el Hospital General se llevarán a cabo en octubre las Jornadas de Salud Mental, en donde participaran psiquiatras y psicólogos de esta institución como el psiquiatra Omar Guajardo, el licenciado en psicología Efrén, Xiomara Morín y Raquel Palomo.
Recomendó a la población tener hábitos saludables, dejar los dispositivos electrónicos y utilizar la mente en otras actividades que fortalezcan el ánimo como caminatas, lectura, ajedrez, meditación y simplemente la comunicación con los miembros de la familia.
Puso como ejemplo cuando en Sabinas hubo un apagón, la gente pudo observar un cielo limpio, conversar de todo con sus seres queridos, actualmente hay un problema grave de falta de comunicación, llamó a la televisión “la caja idiota” y al celular un “cuadrito idiota” que mantiene a la población.
Por su parte el psiquiatra Omar Guajardo quien atiende los casos de depresión y adicciones en el UNEME CAPA dijo que la depresión tiene su origen en una serie de factores que se presentan en los núcleos familiares.
Desde ese punto de vista, dijo, se abordarán los temas durante la Jornada de Salud Mental, tendrán una mesa redonda, habrá pláticas y discusiones sobre los principales trastornos mentales como son la depresión, la bipolaridad, psicosis y esquizofrenia.
Dijo, en la región hay muchos casos de esquizofrenia, ellos atienden algunos, generalmente es la madre la que se encarga de su enfermito, pero al faltar ella los familiares no quieren cuidar a la persona.

Mujeres padecen depresión y adicciones en mayor medida.

El psiquiatra dijo que en ocasiones sus disertaciones molestan a ciertos sectores de la población, porque todo lo que duele moralmente lo rehuimos.
Las políticas de estado como la protección a las madres solteras, la identidad de género y otras han vuelto permisivos algunos comportamientos que vienen a desintegrar las familias.
Hechos como que las madres trabajen y los padres también vienen a perjudicar al núcleo familiar porque los hijos se sienten desamparados, los hijos se crían sin amor, un niño con estas carencias crece frío y sin sentimientos, he ahí el porqué de tanto abuso contra las mujeres.
Últimamente se han incrementado los suicidios, la inseguridad, los divorcios y separaciones y todos estos factores provocan ansiedad y depresión en todos los miembros de la familia.
La modernidad vino a desintegrar a las familias y las relaciones, si bien es válido que la mujer trabaje y el hombre también entonces, ¿Dónde quedarán los niños?, estos crecen carentes de afecto y tendientes a la depresión.

En cuanto a los fármacos que se recetan para este mal dijo que se encuentran los tricíclicos, antidepresivos, el prozac que es la fluoxetina en el sector salud, aunque en un tiempo se suspendió porque causaba efecto contrario.
Pero el tratamiento también incluye terapias de apoyo emocional que proporcionan los psicólogos, revivieron las teorías de Sigmund Freud sobre las afectaciones de la infancia en la etapa adulta.
Para finalizar, dijo tanto niños, jóvenes y adultos están inmersos en una sociedad decadente en el sistema de valores y una de las consecuencias es el aumento de enfermedades mentales.