Descartan ‘gasolinazo’

Aumentaría alrededor de 30 centavos señala el empresario Gerardo Oyervides

Este enero podría ser diferente en cuanto al precio de la gasolina, indicó el empresario que solo subiría 30 ó 50 centavos por litro.
PUBLICIDAD

Sin sorpresas en el precio del combustible entrará el 2020 ya que el costo pudiera subir 0.30 a 0.50 centavos al consumidor,  auguró Gerardo Oyervides Rodríguez, presidente de la agrupación de Empresarios Gasolineros de Coahuila.

Descartó «gasolinazo» en enero puesto que no hay razón para una variación del precio de la gasolina Magna y Premium que actualmente están en 19.30 y 20.00 pesos el litro, respectivamente.

Explicó que de haber un incremento en centavos será por el retiro de competencia de muchos proveedores extranjeros, principalmente de Estados Unidos, que comenzaron a surtir en el presente año a estaciones de servicio, porque las nuevas disposiciones de la reforma energética y sus reglamentos imponen que deben contar con suficiente infraestructura para almacenar el combustible.

Gerardo Oyervides Ramírez, Presidente de Empresarios Gasolineros de Coahuila.

La reforma energética permitió la apertura de importación de combustibles y participación de empresas y franquicias extranjeras en el país.

Oyervides Ramírez declaró que la mayoría no cuentan con la capacidad  e infraestructura para tener volúmenes de combustible al menos cinco veces de lo que marca su venta diaria y mensual, por ello, comenzarán a salir del mercado nacional.

Eso, va a repercutir en que habrá menos proveeduría en combustibles y menos competencia, por ello, el precio se incrementaría un poco, afirmó el empresario gasolinero.

«Para el 2020 sí habrá cambios por la nuevas reformas de que ya muchos importadores tienen mayores exigencias y eso tal vez va a impedir que participen como proveedores y habrá menos, lo que traería como consecuencia un incremento en precio, pero éste será en centavos,  desde los 0.30 a 0.50 centavos», aseveró.

En lo que resta del año, agregó, el precio de los combustibles se mantendrá en los mismos estándares de precios, si acaso, variaciones en centavos, pues los empresarios del ramo no pueden subir mucho el precio ni bajarlo.

Apuntó que cuando hay un precio bajo con variación de un peso o más, resulta sospechoso, porque las estaciones de servicio tienen un margen de gasto de compra, operación y utilidad, y no pueden disminuir mucho el precio porque dejaría de ser negocio.

Recordó que una estación de servicio de Monclova, la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor encontró un «rastrillo» (alteración del software de las bombas para dar menos litros), en el presente año, y ha habido algunos establecimientos sancionados e inmovilizadas bombas por dar litros de menos así como sospecha de compra de gasolina de dudosa procedencia.