Desesperados maestros pedían ayuda a médicos

“¡Ayúdenos por favor!” clamaron docentes al llegar a la clínica

En la primaria colocaron un moño negro en señal de luto.
PUBLICIDAD

VILLA DE AGUJITA, COAH.- Como lamentable calificó el docente, Alfonso Rodríguez, director de la Escuela “Profesor Adam A. Rocha”, la muerte de la niña Fernanda S.
En entrevista a LA VOZ, destacó que dentro de la trayectoria que ha dedicado a la docencia jamás había presenciado una situación como esta donde una alumna muriera.
Señaló que fue la mañana del pasado martes cuando la niña ingresó a la escuela, en ese momento se dio el toque de la campana e invitamos a los niños a lo que es la formación para la activación física.
La niña acudió a dejar la mochila al salón y en el trayecto de regresar del aula a la formación, al salir de su salón, se desvaneció.

Alfonso Rodríguez, director de la escuela “Profesor, Adam A. Rocha”.

La maestra del grupo nos hizo “señas” que la niña estaba desmayada a lo cual acudimos inmediatamente trasladándola a la dirección; en ese momento observamos que no respondía al alcohol ni a los masajes por lo que le quitamos los tenis y le aflojamos su ropita para la circulación, percatándonos que quería reaccionar pero no lo hacía como debe de ser.
Lo que hicimos fue trasladarnos al seguro que se ubica a unos 400 metros de distancia, la llevamos y entregamos a un médico que se encontraba en la puerta.

Recuerda el director que le dijeron al galeno “Ayúdenos por favor con la niña”, de inmediato se la llevaron a urgencias y le brindaron los primeros auxilios pero los médicos observaron que la situación se complicaba decidiendo trasladarla al hospital de Nueva Rosita, al Seguro Social.
Ahí la recibieron en urgencias acercándose los doctores y realizando lo necesario para reanimar a la pequeña para volverla en sí.
Pensamos que la habrían de subir a piso por lo cual nos regresamos a la escuela esperando que todo estuviera bien, luego nos dieron la noticia de que desafortunadamente la niña falleció.

Esto pudo hacer ocurrido en su casa, en el trayecto de su casa a la escuela pues los médicos le dictaminaron un aneurisma que es una dilatación del vaso de una vena en el cerebro.
Desafortunadamente pasó aquí en la escuela, porque hubo muchos malos entendidos expresó el entrevistado.
Agregó, “Nos da tristeza todo lo que pasó pues nosotros hicimos todo lo posible por ayudarla, por volverla en sí, por eso la trasladamos al seguro, donde la dejamos con vida”.

Aclaró a su vez que la niña no murió en la escuela, “Nosotros estamos bien desconsolados, no entendemos por qué pasó, andamos todos fuera de sí, todos estamos tristes maestros y alumnos, no nos concentramos en lo que hacemos y de antemano enviamos el pésame a la familia”, destacó el director del plantel a LA VOZ.
Por último reconoció que los docentes no están preparados medicamente para atender este tipo de situaciones, sí en brindar los primeros auxilios pero algo tan difícil no, pues ni los médicos a veces logran en ese momento tener una respuesta favorable.