Desmienten haya tratantes de blancas

Confirman que la desaparición de la menor fue por voluntad propia

Rodrigo Chaires Zamora, Delegado de la Fiscalía en la región.
PUBLICIDAD

La Fiscalía destacó el secuestro de la menor Cinthia “N” y sobre todo la existencia de una banda tratante de personas, la menor salió de su hogar por su propia voluntad y lo que ocurrió mientras estuvo fuera de su hogar lo realizó de manera voluntaria.
El Delegado de la Fiscalía Rodrigo Chaires Zamora dio a conocer que inicialmente fue la Fiscalía especializada de búsqueda de personas no localizadas donde se atendió a los padres de la menor para que presentaran una denuncia por la desaparición, afortunadamente fue localizada por los mismos padres y se desistieron de la presentación de la denuncia.

Señaló que los padres se acercaron a la dependencia, donde las autoridades se entrevistaron con la menor y eso permitió darse cuenta que hechos y acciones en que se vio envuelta la adolescente sucedieron de forma voluntaria.
Dijo la versión inicial que fue de una jovencita privada de su libertad aparentemente con objetos sexuales pero no fue así, esto se determinó a raíz de las pláticas y orientaciones con la menor y su familia, se aclaró la situación y descartó que existiera una trata de personas así como la privación ilegal de la libertad.

Destacó que por tratarse de una menor de edad la involucrada en esta situación, se abrió una carpeta de investigación, una denuncia y se envió a examen médico a la jovencita con el ánimo de salvaguardar su integridad, esto hasta aclarar los hechos que se presentaron.
Aseguró que por parte de la Fiscalía no hubo omisión por no asegurar a una persona, porque no hubo tampoco personas responsables de trata o privación de la libertad, la menor estaba en el hotel por su propia voluntad.

El Delegado señaló que en la mayor parte de los casos que se han presentado en la región de jovencitas que salen de sus casas, al localizarlas dan una primera versión para tratar de evitar disgusto mayor a su padres o que se les castigue y esta primera versión por lo regular genera alarma, afortunadamente en la mayoría de los asuntos no acontece la versión inicial sino que de forma voluntaria es que las jovencitas salen de sus domicilios.