A la edad de 13 años inició su labor como rescatista en bomberos.

SABINAS, COAH.- Paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, delegación Sabinas, le dieron el último adiós a su compañero el socorrista Remberto Castellanos Flores acaecido en esta ciudad víctima de una enfermedad que lo aquejaba desde hace tiempo.

Los restos mortales del ciudadano de 43 años de edad fueron velados en conocida funeraria de esta localidad, para posteriormente rendir misa de cuerpo presente en la iglesia Guadalupe.

Fue la mañana de ayer cuando el féretro fue trasladado a las instalaciones del cuerpo de Bomberos de Sabinas y posterior a las oficinas de Cruz Roja, brindándole finalmente cristiana sepultura en el panteón San Fernando.

A sus 13 años de edad, Remberto decidió laborar como voluntario en Bomberos donde logró ser sargento y después capitán, con 25 años de servicio.

Cabe señalar, que cuando inició desempeñando el cargo como voluntario, su padre Américo Castellanos tuvo que proporcionarle una carta de responsiva debido a que era menor de edad.

Remberto recibió reconocimiento por 25 años de servicio. Posteriormente el 15 de mayo del 2015 ingresó a Cruz Roja donde se desempeñaba como paramédico.

Estuvo trabajando en la maquiladora ECCSA de Sabinas donde se desempeñó como integrante del equipo de seguridad y últimamente laboraba en la empresa Avomex, también dentro del equipo de seguridad.

Hoy esta persona con una gran trayectoria como rescatista deja un gran legado a sus compañeros, amigos y familiares, servir a la comunidad sin esperar recibir nada a cambio.