La construcción del Partisan One es lo más simple posible: tiene un marco espacioso de acero de alta gama en el que se pueden montar rápidamente paneles blindados. También existe la posibilidad de hacer un vehículo de chasis más bajo en forma de V, que disipa la energía de una explosión de concha o mina.

En realidad, el diseño del Partisan One consiste en que no tiene ningún diseño. Carece de líneas redondeadas por lo que este todoterreno parece una caja sobre ruedas. Todo esto es intencionado: la mayor ventaja de la simpleza del Partisan es que puede montarse rápidamente con los mínimos dispositivos. Puede convertirse en un vehículo de tres o cinco puertas, una camioneta y hasta tener modificaciones de seis y ocho ruedas.

También cuenta con diferentes tipos de carrocería, así como con varios motores, informa el portal Avtovesti.

Los primeros vehículos podrán contar con un motor turbodiésel Fiat 2800 de 150 caballos. Se baraja la posibilidad de contar con una variante híbrida con un motor eléctrico adicional. Sin embargo, la elección del motor es una cuestión que permanece abierta. Los fabricantes afirman que el espacio bajo el capó puede adaptarse.

El vehículo todavía no está en fase de producción, pero el fabricante ya ha avisado que tendrá una garantía fuera de lo normal. El Partisan One podrá servir en el ejército durante 50 años sin necesidad de recambios y la garantía total que los fabricantes ofrecen es de 100 años.