El inicio de los playoffs no pudo ser mejor. Los juegos estuvieron parejos y hubo sorpresas. Muy pocos creían en los Titans. Al final de la primera mitad parecían desahuciados, pero supieron venir de atrás para ganarse su pase a la ronda divisional. Carolina estuvo a punto de sacar el partido en el último minuto, Atlanta se vio como el equipo que llegó al Super Bowl el año pasado, la defensiva de Jacksonville demostró porque es la mejor de la liga. Esperemos que lo que vimos el fin de semana pasado sea sólo una probadita de lo que viene para éste.

La ronda divisional empieza el sábado con un juego que genera grandes expectativas: Philadelphia recibe a Atlanta. Son equipos que vienen en momentos opuestos. Las Eagles perdieron 3 de sus últimos 5 juegos. Generaron dudas sus descalabros contra Seahawks y contra Rams porque su calendario, hasta ese momento, no era de los más complicados. Cuando se enfrentaron a equipos con aspiraciones se la vieron difícil. Además, perdieron, por lesión, a Carson Wentz, su quarterback titular. Su remplazo, Nick Foles no lo hace nada mal. Para mí es de los mejores quarterbacks sustitutos, incluso podría ser titular en varios equipos, pero no es lo mismo que contar con Wentz. Philadelphia es un equipo balanceado, tiene muy buen backfield. Mucho dependerá del plan de juego del staff de coacheo. Atlanta es favorito por 2.5 puntos a pesar del ser el equipo visitante y tener el de peor record de los equipos con vida de la Nacional. Los Falcons tuvieron un cierre de campaña difícil, pero hicieron lo necesario para llegar a playoffs. En la ronda de comodines se vio bien, dominó a los Rams. La defensiva secundaria dio catedra, tenía tiempo que no veía tan buen tackleo. Parar a Todd Gurley en campo abierto no es sencillo y los Falcons lo hicieron. El juego de este fin de semana se lo puede llevar cualquiera de los dos.

El segundo juego del sábado: New England contra Tennessee, es probablemente el más disparejo. Los Titans llegan en calidad de víctimas. Los Pats son favoritos por 13 puntos. Los coacheados por Bill Belichick fueron el mejor equipo de la Conferencia Americana, mientras que Tennesse logró su pase a playoff hasta la última fecha de temporada regular. La experiencia está del lado de los Pats, pero los Titans ya dieron una sorpresa al dejar afuera a Kansas. Este fin de semana van por la hazaña.

El domingo comienza con el juego entre Pittsburg y Jacksonville. Será muy interesante ver una de las mejores ofensivas contra la mejor defensiva de la liga. Si algún equipo puede frenear a Big Ben y compañía, son los Jaguars. Jacksonville depende de su defensiva, ya que su ataque, sobre todo el aéreo, deja dudas. Mostraron muy poco contra los Bills. Los Steelers son favoritos por 7.5 puntos. Juegan de local, y en papel es mejor equipo. Además, todo parece indicar que Antonio Brown estará de vuelta.

Cierra el juego entre Saints contra Vikings. Son equipos muy parejos. La ofensiva de New Orleans es mejor que la de Minnesota, pero la defensiva de los de purpura es de lo mejor de la NFL. Creo que será un juego cerrado. La clave estará en la unidad defensiva de los Saints. Tienen que hacer que el juego dependa de Case Keenum, que tuvo una gran temporada, pero todavía tiene pendiente demostrar que puede hacer en playoffs. New Orleans debe presionarlo, mandar maniobras y disparos, para que no lance tranquilo. Los Vikings son favoritos por 4 puntos, pero me parece que es un partido que se puede llevar cualquiera.

Los juegos de la Conferencia Nacional se ven más parejos y atractivos que los de la Americana, pero por algo se tiene que jugar, nadie se puede confiar. Es momento de echar toda la carne al asador.