Doña Lola fiel a la Virgencita

Desde niña empezó su fe por la “morenita del Tepeyac”, pero recientemente le hizo el milagro de salvarle el brazo a su esposo que sufrió un accidente y su devoción creció

Rifó un ataúd de los cuales tiene reconocimiento por la ciudad y un lechón.
PUBLICIDAD

CASTAÑOS COAHUILA.- Sandra luz Lerma fuentes, “Doña Lola”, desde el 2004 festeja a la Virgen de Guadalupe en su casa en la colonia independencia en la calle Xicoténcatl con una cabalgata, danza de matachines, comida para todos y baile con grupo en vivo.
Este año se preparó la cabalgata que salió de la plaza Juárez, hasta la capilla de la Virgen en la colonia Héroes del 47, subiendo al Palacio de Justicia, hasta la Venustiano Carranza y terminar en la calle Xicoténcatl en la casa de la señora Sandra.
Donde los esperaban los matachines para danzar en honor a la Virgen de Guadalupe, y ofreciendo tamales y guisados para todos los creyentes, finalizando con el baile donde tocó La Tambora Rielera , además se rifó un ataúd de los que sus hijos fabrican y un lechón del ganado de su esposo para poder terminar de liquidar todo lo que se invirtió en el festejo.
La fiesta es tan grande que participan la mayoría de los ejidos de Castaños, Palo blanco, Soledad, Granjen, La Bola, Monclova, Frontera, San Buenaventura, Nadadores y Sabinas, cada año participan más de mil personas.

Toda la familia participa en la organización de la fiesta a la Virgen de Guadalupe.

Doña Lola mencionó que ella comienza a trabajar desde febrero vendiendo empanadas de calabaza que ella misma cocina, con el fin de llegar a diciembre con los recursos necesarios para la fiesta.
‘’También mis vecinos y mi familia me apoyan mucho, me ayudan hacer la comida, a limpiar y adornar”, comentó Lola.
La familia que se conforma por su esposo Belisario Suarez y sus cinco hijos ha festejado a la Virgen desde que ellos eran pequeños, agradeciendo por su vida y los milagros que se les han cumplido.
Lola relató que hace unos años la Virgen le cumplió su milagro más grande, cuando sanó el brazo de su esposo quien tuvo un accidente automovilístico donde casi pierde su brazo.

La devota contó que la tradición de la familia nació desde que era una niña, le cantaba, le lloraba y siempre quiso hacerle su fiesta, un día tuvo la oportunidad de ir a San Juan de los Lagos donde compró su virgen a la cual le tiene su altar.
Se hace la invitación especial al Alcalde y su familia así como a la Reina de Castaños, este año con la suerte que su nieta Emilse Suárez es la reina de Castaños 2018.