Bend Oregon, Estados Unidos.- Este viernes fue sentenciada a 21 años de cárcel una mujer tras comprobársele que drogaba a niños en un centro de cuidado infantil de la cual ella era la encargada.

Según lo cita el medio Los Andes, la fémina, identificada como January Neatherlin tenía un jardín maternal llamado Little Giggles en Bend Oregon, en Estados Unidos.

Era en la hora de la siesta de los menores cuando la mujer aprovechaba para drogarlos con melatonina para inducirles el sueño. En esas horas se iba al gimnasio a practicar CrossFit o a broncearse.

Los padres empezaron a sospechar porque tenían prohibido ir por los niños a determinada hora. Cuando descubrieron lo que hacía con ellos, la denunciaron y durante la investigación también corroboraron que Neatherlin no era enfermera certificada ni tenía habilitación para operar un centro de cuidado infantil.

“Ni 100 años serían suficientes”, dijo uno de los padres después de la sentencia.