FRONTERA, COAH.- Sucia, sin ropa y con la cara embarrada de resistol, fue encontrada una bebé de tan solo un año de edad, mientras sus irresponsables padres se drogaban en calles de la colonia La Sierrita.

La niña fue rescatada por la Policía Municipal, siendo puesta a disposición de la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia, mientras que sus padres quedaron detenidos.

Fernanda Sánchez Arriaga, de 18 años y Luis Fernando Ontiveros Vázquez, de 25 años, ambos con domicilio en la calle San Luis, número 1009, de la colonia Américas Unidas, son quienes fueron sorprendidos inhalando pegamento amarillo con su hija en brazos.

La pareja se encontraba en la esquina formada por las calles Allende y 16 de Septiembre de la colonia La Sierrita, percatándose los oficiales preventivos de su presencia tras el fuerte llanto del bebé.

Al acercarse a la pareja, los oficiales notaron que se encontraban completamente drogados y la menor estaba en deplorables condiciones, estaba sucia de todo el cuerpecito, tenía el pañal sucio y lloraba de hambre.

Los representantes de la ley se las retiraron y tras una revisión más minuciosa por parte del médico legista, a la pequeña se le encontraron restos de resistol amarillo en la boca, por lo que se presume que sus padres intentaron drogarla con el tóxico inhalante.

La pareja, fue detenida y la bebé fue entregada a las autoridades de la Pronnif, quiénes buscarán retirarles la custodia y brindársela a otro familiar de la pequeña.

La pequeña fue rescatada

La niña fue rescatada por la Policía Municipal, siendo puesta a disposición de la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia, mientras que sus padres quedaron detenidos.

Fernanda Sánchez Arriaga, de 18 años y Luis Fernando Ontiveros Vázquez, de 25 años, ambos con domicilio en la calle San Luis, número 1009, de la colonia Américas Unidas, son quienes fueron sorprendidos inhalando pegamento amarillo con su hija en brazos.