El Cristal causa estragos en Piedras Negras

La droga conocida como Cristal está matando a los jóvenes en vida.
PUBLICIDAD

De estadísticas no hay nada. Ni de autoridades, corporaciones de seguridad, dependencias de prevención, organismos no gubernamentales, ni siquiera de la sociedad civil, sobre el grave problema que causa el consumo de la droga sintética conocida como “cristal”.

En dos años se ha convertido en la droga más consumida en Piedras Negras, contrariamente, no se refleja en las detenciones por su venta, pero sí en el incremento de internos en Centros de Rehabilitación y al elevado número de adictos en la calle.

El cristal es conocido como la “droga de los zombies” o la “enflacadora”.

Está matando en vida a la próxima generación e incrementándose entre la clase trabajadora, sobre todo aquellos obreros que laboran en turnos de segunda o tercera.

Los efectos son que no duermes en tres o cuatro días, no te da hambre, y es la droga más barata. Además, sus efectos se alargan hasta dos horas, para lo que en otras drogas se requiere de más dosis.

Un gramo de cristal, no llega a los 100 pesos y se pueden elaborar hasta 10 dosis, dependiendo si lo inhalas o fumas o se inyecta.

Lo peor: no hay una política real de apoyo a las futuras generaciones de ningún gobierno. Si hay combate contra la delincuencia, pero nadie se preocupa en la rehabilitación de los adictos al cristal.

CAPA SIN CIFRAS

“Si conocemos el problema, pero no tenemos estadísticas, tampoco podemos declarar al respecto. Solo te puedo decir, que el cristal es una variación de la metanfetamina. Que causa daños irreversibles al cerebro y que es una auténtica bomba para las neuronas”, explicó el especialista del Centro de Atención Primaria de Adicciones (CAPA) en Piedras Negras.

Reitera que en este Centro sólo atienden adicciones primarias, y que son contados los casos de abuso del cristal.

En el sector donde se ubica el CAPA, en Lázaro Cárdenas, Edén y Malvinas colindante con Mundo Nuevo, existe el mayor número de jóvenes adictos.

Pero no van a ir a tratarse, hay que ir por ellos.

Reconoce que su consumo comienza a pegar fuerte en adolescentes de 12 a 16 años.

ES GRAVE EL PROBLEMA

Para el doctor Luis Manuel Sánchez, director de Salud Municipal, no hay estadísticas, pero reconoce que el problema es grave y requiere una atención inmediata, de lo contrario habrá más gente en calles con problemas de demencia, muchos por la adicción a las drogas, principalmente al cristal.

“Es el tipo de droga más corriente que puede haber. Pega directo al sistema nervioso y a las neuronas de nuestro cerebro, que controlan los demás órganos del cuerpo”, sostiene.

Pero insiste que el problema no llega a Dispensarios Médicos, no es una droga privativa de este municipio sino de todo el país. Está llegando a todos los rincones, a sus calles, colonias, barrios, centros de trabajo y ojalá no llegue a las escuelas.

Reitera que cualquier droga causa daño, pero la adicción al cristal -desafortunadamente- no hay forma de detenerla, a menos que se sume toda la sociedad a combatirla.

ES UN PLACER EFÍMERO

El pastor Felipe Recio, de la Congregación Mesiánica, señala que las drogas son un placer efímero, momentáneo, es una problemática de tipo fisiológica, pero la satisfacción duradera o la verdadera solución está en el corazón de las personas, en entregarse a Cristo en llenar ese vacío, en cambiar desde adentro.

“No creo que ningún joven busque destruir su cuerpo. Es un placer momentáneo, es tanta la necesidad y la dependencia que no les importa destruirse con tal de recibir ese placer, o experimentarlo, aunque sea momentáneo”.

Sostiene que, desde el punto de vista de las convicciones religiosas, no se niega la utilidad que puede generar otro tipo de terapias, de apoyos, consejerías, tratamientos, pero lo fundamental es que conozcan a Dios, que llenen sus vidas de algo que traiga satisfacción duradera, y eso se puede alcanzar por medo del Evangelio.

Lamentablemente reconoce que hay pérdida de valores, no hay disciplina, educación o formación en casa, porque los propios padres han renunciado a esa labor, y deja que en las escuelas den esa formación, sino en las calles o en el internet, lo que hace peligroso ese entorno, que muchas veces conduce a vicios como la drogadicción.

“Los padres no las dan porque ellos no tienen esos valores. Se están perdiendo, pero insisto: Dios es la solución”.

CIFRAS ALARMANTES

Óscar Arce Reyna, encargado del Centro de Rehabilitación “Cristo Rompe Cadenas”, precisa que algo que lo sorprende es que esta droga está arrastrando a gente que nunca fue drogadicto, y cita a personas que trabajan en turnos de tercera, que son veladores o jóvenes que apenas empiezan a ganar dinero.

Actualmente tiene sobrecupo en el centro, pero no se “raja”.

El 70 por ciento de los internos están por cristal y el 30 por ciento por el “huachicol” de cristal, pero bebido.

“Son pocos los que consumen cocaína, heroína e incluso marihuana. Ahora buscan lo sintético, como la metanfetamina de donde se deriva el cristal”.

Coincide, en que las repercusiones son graves, van desde enflacar, perder la razón y no dormir ni comer.

En el centro urge siempre el apoyo de las autoridades, que no llega.

“Cristo nos ayuda. Tenemos que ganarle a las drogas, y aquí ya estamos combatiendo el consumo de cristal”, sostiene.

Da a conocer que en este lugar se les enseña a respetar a la familia, a no robar, no mentir, a no engañar y a reintegrarse a la familia y a la sociedad.

Pero reitera, el cristal y el “huachicol de cristal” le está ganando el paso a todos, pero no es tarde. Por ello urgió la suma de esfuerzos de autoridades de gobierno, salud, educación y de la misma Iglesia, para rescatar a estos jóvenes.

En dos centros de rehabilitación más las cifras son similares.

CONGRESO LEGISLA

La diputada María Esperanza Chapa García acepta que se trata de un gravísimo problema que requiere de medidas urgentes, aunque reconoce que no hay estadísticas.

Sostiene que en el Congreso del Estado se han presentado varios puntos de acuerdo sobre este tema, y se ha insistido a las diversas secretarías como la de Salud, para que ataquen el consumo de esta droga que está matando a los jóvenes en vida.

“Se está legislando para vigilar esos lugares, conocer y arrestar a quién la está vendiendo y quiénes la distribuyen”, advierte.

Además, se está concientizando a jóvenes a que no consuman bebidas que pueden estar adulteradas.

Y se está exhortando a escuelas a que extremen precauciones sobre esta droga.

“Es la droga más barata. Por 50 pesos están matando a los jóvenes y arrastrando a las familias, eso no se vale”, critica.

CIJ SIN ESTADÍSTICAS

Irma Romero, directora del Centro de Integración Juvenil en Piedras Negras, dice no tener estadísticas del consumo de cristal en la ciudad, pero reconoce que la droga es más utilizada por jóvenes de secundaria a preparatoria y en personas que trabajan en la noche, para dar mayor rendimiento.

Difiere con las cifras que manejan los centros vivenciales, en cuanto al número de internos por cristal, pero subraya que el CIJ es una Institución con especialistas en adicciones, desde médicos, psicólogos, siquiatras y trabajadores sociales que dan atención a todo este tipo de adicciones.

Finalmente, insiste en la construcción de un Centro de Tratamiento Especializado en Adicciones, algo que se ha manejado desde hace años.

Diputada María Esperanza Chapa García.
Oscar Arce Reyna, encargado de un Centro de Rehabilitación.
Pastor Felipe Recio de la Congregación Mesiánica.
EL CAPA ni estadísticas ni prevención, porque no llegan los adictos a tocar la puerta.
Irma Romero, directora del Centro de Integración Juvenil.
Flacos, débiles y sin esperanzas de nada, que terminan con demencia, así quedan los adictos al cristal.
Doctor Luis Manuel Sánchez, director de Salud Municipal.