Frente al primer ministro irlandés, el presidente estadounidense cita un poema nigeriano