La persona más rica del mundo, el director ejecutivo de Amazon Jeff Bezos, ha desatado fuertes críticas en Twitter con un anuncio aparentemente encomiable sobre la apertura de un fondo benéfico para combatir el problema de los sintecho y para crear un sistema preescolar para niños desfavorecidos.

El fondo, denominado Day One Fund y con un valor de 2.000 millones de dólares, serviría para financiar la creación de dos fondos separados. El primero, The Day 1 Families Fund, proporcionaría subsidios a organizaciones que ayudan a acomodar a familias sintecho. El segundo, The Day 1 Academies Fund, gestionaría una red de guarderías en comunidades empobrecidas.

No obstante, en vez de alabar la nueva obra benéfica de Bezos, muchos usuarios de Twitter han criticado al dueño Amazon por los bajos salarios que perciben sus empleados y por no pagar suficientes impuestos.

“Sería mejor si en primer lugar se comprometiera a pagar impuestos, o a proporcionar un ambiente laboral decente”, criticó un internauta. “¿Por qué no pagar a sus trabajadores un salario digno? Esto al menos prevendría que sus propios empleados se queden sin hogar”, escribió otro.

De hecho, el propio presidente Donald Trump criticó a Amazon por no pagar suficientes impuestos y convertir al servicio postal de EE.UU. en su “chico de los repartos”.

La semana pasada, el senador Bernie Sanders introdujo el proyecto de ley Stop BEZOS, que tiene como objetivo aplicar un impuesto a grandes compañías como Amazon o Walmart para que compensen al Gobierno las ayudas sociales que el Estado tiene que sufragar para asistir a sus empleados de bajos ingresos.

Muchos usuarios de Twitter han expresado su acuerdo con Sanders. “Si los millonarios como Bezos fueran gravados adecuadamente, no necesitaríamos a millonarios como Bezos para venir corriendo y ‘rescatar’ a la gente a la que han fallado nuestros sistemas de insuficiente financiación”, defendió una internauta.