‘El mejor regalo son mis hijos’

Don Armando vive con sus dos retoños en el ejido Villa de Nadadores   mencionando que son muy felices  por el simple hecho de  estar juntos.

Nadadores.-El habitar en condiciones precarias no le imposibilita a don Armando el regalar amor a sus hijos y el festejo del Día del Padre su mejor regalo es tenerlos juntos y estar a su lado pese a la condición de vulnerabilidad social.

“El mejor regalo, es tener a mis hijos conmigo”. En condiciones sensibles, sin el apoyo de autoridades municipales, careciendo de todo servicio público, es como habita la familia de Armando Hernández mejor conocido como “El Amigo” quien se ha convertido en padre y madre de dos pequeños de 9 y 13 años de edad.

Construida de lámina, carrizo y madera, es la vivienda en la que habita “El Amigo” con sus dos hijos, lo más difícil es tener que lavar la ropa de sus pequeños, sin embargo cuenta con el apoyo de su madre quien vive en la cabecera municipal y es quien le ayuda en esta tarea doméstica.

Periódico la Voz visitó el hogar de “El Amigo” quien vive en las últimas calles de ejido Villa de Nadadores, con temperaturas superiores a los 40 grados centígrados, la familia conformada por tres integrantes viven sanos y contentos.

En la entrada de su hogar existen unas tapias de dos cuartos que ha iniciado a construir, en el que sueña muy pronto tener un techo más confortable para sus hijos, un lugar donde carezcan de goteras en temporada de lluvias.

Un hogar cómodo donde poder dormir, y no hacerlo más a la intemperie en un catre, donde solo el viento es el aire acondicionado para los pequeños, debido a que no cuentan con energía eléctrica.

Al adentrarse a su domicilio el cual está cercado con alambre de púas, se encuentra en primera instancia un fogón, donde el señor Armando cocina para sus hijos.

El día comienza a las 5 de la mañana, hay que preparar el desayuno y la ropa que llevarán sus hijos a la escuela, mientras don Armando se cambia y se prepara para salir a trabajar,  6.30 de la mañana es hora de despertar a los pequeños, para que desayunen y alisten para ir a la escuela.

7:30 de la mañana, salen de su hogar con mochila en mano para ir a dejar a sus hijos a la escuela, en ocasiones los lleva en bicicleta, en otros días prefieren caminar hasta llegar al plantel que está ubicado a 400 metros de su hogar.

Armando Hernández trabaja de Jornalero, recibe un salario de 600 pesos, con este recurso compra los alimentos para sus hijos, que a decir de los pequeños su platillo favorito es la sopa entomatada, por lo que en su despensa, las bolsas de sopa de codos, fideos y arroz no pueden faltar.

Con orgullo muestra dos obsequios que sus hijos Pedro y Armando le han realizado en la primaria y han sido obsequiados por motivo del Día del Padre.

“Papá te quiero mucho porque me diste la vida, Feliz día del Padre”,  “Felicidades Papá en tu día, pasa este día conmigo”son los textos que escribieron sus dos hijos en una corbata realizada con papel.

Dijo sentirse muy orgulloso de sus hijos, a quienes ama con todo su corazón, aún cuando la vida fuera difícil años atrás cuando su pareja lo dejará para irse a vivir a la ciudad de Monclova, este tiempo ha comprendido el amor a su hijos, y lo que representa cuidarlos y mantenerlos.

El estar al pendiente de sus hijos, vivir y enfrentar  solo cada una de sus etapas le nace ese amor sincero, fraterno y que se aviva cada día más al saber que hay reciprocidad en cada uno de esos seres a los que nunca dejaría solos y pide a DIOS siempre contar con salud para orientarles hasta que un día tomen su vuelo solos en la vida.

Finalmente envió un saludo a quiénes al igual que él asumen ese doble reto de ser padre y madre a la vez.

Orgullo nadadorense don Armando Hernández mejor conocido como “El Amigo”.