El síndrome de Rapunzel

¿Qué es esta enfermedad y a qué se debe?, doctores y psicólogos hablaron del tema con el Periódico La Voz

Es una metáfora del cuento de los hermanos Grimm.
PUBLICIDAD

En el mundo existen poco más de 100 casos conocidos como “El Síndrome de Rapunzel” se presenta en personas de 10 a 20 años de edad y el 60% de los casos son de mujeres. Esta enfermedad se caracteriza por ingerir el propio cabello de la cabeza, cejas y pestañas y toma su nombre del conocido personaje de los cuentos de los Hermanos Grimm.
El primer caso documentado fue el de una mujer de Arizona que tuvo que ser operada quirúrgicamente, después de allí más casos salieron a la luz, pero que las personas ingieren su propio cabello no es nada común.
En Monclova se dio a conocer la muerte de Katia Jatziri Cruz Delgado una jovencita de apenas 15 años de edad que murió en la clínica 7 del IMSS, la enfermedad provocó la perforación en el esófago, el médico forense realizó la necropsia de ley en la que detectó mucho cabello en su estómago, era del grueso de un antebrazo de un adulto.

Esta es una conducta que tiene orígenes emocionales y psicológicos.

El doctor Mario Dávila Delgado especialista en pediatría habló de dicha enfermedad más no específicamente del caso de Katia.
Generalmente las personas que padecen este síndrome tienen problemas psicológicos, como depresión, aislamientos o alteraciones de tipo psiquiátrico por lo que la forma de disminuir la presión o el estrés es arrancándose el cabello y comerlo.
Explicó que puede ser el cabello, cejas, pestañas o cualquier área con cabello, eso se va al sistema digestivo que no tiene la capacidad para procesar los componentes del cabello principalmente la queratina, lo que dificulta la digestión y puede producir una obstrucción intestinal hasta recurrir una intervención quirúrgica.
Señaló que el pelo se va acumulando, formando una masa que debe ser removida quirúrgicamente.
En primera estancia para tratar esta enfermedad es un tratamiento psicológico y medico cuando se requiera una cirugía por el cúmulo de cabello que obstruyó la digestión.
“Esta enfermedad tiene síntomas psicológicos como la depresión, la euforia, manías, aislamientos, conductas anormales de comportamiento, los síntomas psicológicos y orgánicos, puede ser dolor abdominal, obstrucción abdominal, obstrucción intestinal, nauseas, mareos, vomito, anorexia y desnutrición”, señaló.

TRATAMIENTO PSICOLóGICO

Mario Dávila Delgado explicó la enfermedad.

Arrancar el pelo, simboliza arrancar ideas, fantasías pensamientos e ingerirlos es una forma de actuar lo que no se le puede poner en palabras.
Alejandro Martínez, Psicoterapeuta Psicoanalítico de la ciudad, mencionó que la tricotolomianía es una enfermedad más común, pues en esta las personas solo se arrancan el cabello no lo ingieren.
Intentando ser respetuoso del dolor por el que atraviesan los padres de Katia, mencionó que hay cosas que están fuera del lugar, es inconsciente, la joven, ni los padres, tienen conocimiento, aunque se vean los cambios como la pérdida de apetito, del sueño, inhibiciones en la adolescencia.

Alejandro Martínez, Psicoterapeuta Psicoanalítico.

Señaló que el nombre que se le da a este síntoma viene del personaje del cuento Rapunzel, realizado por los hermanos Grimm, es una metáfora para dar explicación.
Esta es una conducta que tiene orígenes emocionales y, el tratamiento debe ser psiquiátrico pero en colaboración con un tratamiento de psicoterapia, la psicoterapia psicoanalítica trabaja el significante del acto, la psiquiatría atiende conductas manifestadas. Indicó que en la adolescencia, que es en la edad en la que generalmente se presenta el síndrome, se juntan todas las pulsiones sexuales y agresivas, hay cosas que no se hablan y se actúan por ello las acciones de adolescentes en la llevadera, en maldiciones o los actos impulsivos, difícilmente verbalizan y ponen en acto lo que no dicen con palabras.
“Esto se asocia a las emociones, y se manifiesta en la ansiedad y depresión, además en el aburrimiento, comerse el cabello implica una manía inconsciente, si lo hacen no encuentran una razón y es en donde la psicología analítica trataría de ayudar a encontrar ¿por qué”, comentó.

Ingerir el cabello dificulta la digestión y puede producir una obstrucción intestinal.

Indicó que arrancar el pelo, simboliza arrancar ideas, fantasías pensamientos que no salgan a la luz y comerlos. No es un delirio, no es esquizofrenia es una enfermedad que tiene su dificultad psíquica, no se habla de una enfermedad psicótica como la esquizofrenia.
En el tiempo que tiene en consulta psicológica, no le ha llegado un problema como este pero puede compararse con situaciones en la adolescencia como las autolesiones, trastornos alimenticios como anorexia, cuadros clínicos que podrían encuadrarse como similares pero con particular subjetiva.
Como recomendación mencionó que es a través de lenguaje y la comunicación como se construye al propio sujeto, es decir ‘gracias a los otros soy lo que soy’, indica que se necesita de personas externas para poder a través del lenguaje que lleva cargas emocionales que son liberadas y puestas en el otro, para no recurrir en estas acciones como el del síndrome, incorporamos el lenguaje y las personas, de esta forma con múltiples identificación se constituye el ser.