GUADALAJARA.- Adrián González llegó a los Mets de Nueva York, un equipo que, al igual que él, sufrió con las lesiones el año pasado. González cree que con él, y el resto del equipo sano, los neoyorquinos aspiran a grandes cosas la próxima campaña de las Grandes Ligas.

El Titán fue el año pasado a la lista de lesionados por primera vez en su trayectoria y tuvo actividad sólo en 71 partidos con los Dodgers, además de perderse todos los playoffs.

Los Mets tuvieron a Noah Syndergaard, Matt Harvey y Steven Matz, tres de sus abridores estelares, además del jardinero Yoenis Céspedes y el infielder Asdrúbal Cabrera en la lista de lesionados durante gran parte de la temporada y, después de calificar dos años seguidos a postemporada, terminaron con récord perdedor de 70-92.

2017 fue un año muy duro para mí, y también para ellos”, dijo González de vacaciones en Guadalajara, a días de reportar a los entrenamientos de primavera. “Me siento bien, totalmente sano, y listo para demostrarme a mí mismo que aún hay más por dar. Si todo el equipo se mantiene fuera de lesiones, yo sé que juntos podemos tener una gran temporada, y alcanzar todo, ¿por qué no pensar en la Serie Mundial?”.