Ezekiel Elliott ganó 219 yardas desde la línea de golpeo y empató su marca personal de tres anotaciones, días después de que un juez le congelara una suspensión, en el duelo que los Cowboys de Dallas ganaron el domingo por paliza de 40-10 a los 49ers de San Francisco, que aún no conocen la victoria.

El martes, Elliot consiguió una segunda restricción cautelar para evitar temporalmente una suspensión de seis partidos por acusaciones de una agresión a su ex novia. El domingo, dio potencia ofensiva a los Cowboys (3-3) en un duelo desigual.

Elliot empató su número de acarreos de anotación en esta campaña, al conseguir dos tan sólo en el primer cuarto. Avanzó 72 yardas con un pase corto de Dak Prescott para otro touchdown en la primera posesión de Dallas en la segunda mitad, que aniquiló a los 49ers (0-7).

El corredor estelar avanzó 147 yardas en 26 acarreos, además de realizar una gran atrapada, e impuso marca personal en yardas recorridas en un partido desde la línea de golpeo.

Los Cowboys estropearon el estreno como titular del quarterback novato C.J. Beathard, quien fue capturado en cinco ocasiones, perdió dos balones y no logró que los 49ers cruzaran la zona de anotación rival hasta que él mismo anotó con una corrida cuando el partido ya estaba decidido en el último cuarto.