En el arte la técnica lo es todo

Amena charla con Ermes Olvera, Licenciado en Artes Plásticas

Puerta Morada es una puerta, un portal a una morada, que es un lugar donde se habita. Aquí es donde habitan las personas que no tienen dónde expresar lo que sienten o practicar lo que les gusta pueden venir aquí, que es su morada, su refugio.

La cantidad de monclovenses que se encuentran realizando actividades a favor del arte aumenta cada vez más. Ermes Olvera es uno de ellos, quien recién egresado de la Licenciatura en Artes plásticas decidió volver a Monclova para enseñar y contagiar ese amor por el arte, como hace años atrás lo contagiaron a él también.
En esta charla inevitablemente hablamos sobre su postura frente a diversos temas que incluyen la inspiración, el proceso creativo, y sus planes a futuro.

Historia
A los 8 años inicié en los cursos del Mini Pape, ahí eran clases de manualidades, no eran de pintura tal cual. Eran de cartonería y pegar palitos de madera. Después me fui a la Casa de la Cultura con la Profe Lourdes y estuve unos 3 años, después me vine a Puerta Morada a los talleres con el profesor Tomás.
Estuve unos 3 años, y aquí fue donde yo empecé a pintar ya más en serio, aquí me enseñaron ya más profesional. Después dejé todo eso de la pintura un poco, como unos 2 años porque entré a la prepa y estuve en una banda de música y me clavé con eso.
Después retomé la pintura yo solo sin ningún maestro, porque ahí tenía mis cosas en la casa y preferí hacerlo ahí. Ya me consideraba apto para pintar yo solo. Acabé la prepa y me fui a estudiar a Saltillo. Estudié Artes Plásticas en la Escuela de Artes Rubén Herrera que pertenece a la U.A de C. es una licenciatura de 3 años.
Ahí fue donde me afiancé más en cuestión de técnica y en cuestión de investigación.
Muchos piensan que el arte es solamente para expresar sentimientos y expresar emociones y cosas bellas. Y no, en cuestión de lo visual y plástica, el arte es aparte de la producción, investigación, pensar cómo lo voy a exponer, cómo lo voy a justificar, en caso de que en algún momento alguien me quiera hacer una crítica.
Entonces en Saltillo, en la licenciatura, te enseñan a hacer algo más, aparte de las cosas que sólo se ven bonitas. Es más, yo creo que ni siquiera te enseñan a que se vea bonito. Aunque esté burdo o feo, con que esté bien justificado es válido.

¿A qué te refieres con investigación?

Bien chico me gusta pintar, entonces fue el gusto por esto. Aparte he tenido trabajos normales, y cuando uno anda trabajando normal como que no te llena.

Que tenga algo de trasfondo. Que no se hagan las cosas solo porque sí, porque gustan y ya, tienen que tener algo de investigación. Eso es lo más importante hoy en día en el arte serio. Porque todos conocemos a alguien que pinta o por ejemplo, yo no digo que esté mal, pero las señoras que pintan los domingos lo hacen sólo por diversión o por relajarse. Yo pienso que una de las cosas del arte serio que queremos practicar es algo más profesional, meditado, pensado. No tan banal.
-Esa pintura que se hace los domingos por hobbie, ¿se puede considerar arte? En tu opinión.
Bueno, desde un punto de vista clásico sí. Porque el arte recordemowws que significa “técnica” una de las raíces más profundas del arte es que significa técnica. Y pues la técnica es todo aquellos que lleva un proceso de perfección. Entonces si esa persona hace ese cuadro con mucha técnica y perfección se puede considerar como arte también, puede ser válido. Pero yo hablo de investigación por lo comercial hoy en día. Ahorita el arte se mueve por influencias, galerías o museos. Y muchos museos lo que buscan es la investigación no la técnica.
Antes de irme a Saltillo yo empezaba un cuadro y no sabía ni qué iba a ser, y ahora en vez de hacerlo, primero lo escribo e investigo y luego ya lo hago. Me voltearon toda la idea que tenía de pintar.

¿Cómo es tu proceso de inspiración?

¿Inspiración? La inspiración es algo muy, yo digo que dura 2 segundos, es algo muy pequeño. Yo creo que es una parte muy pequeña de inspiración y la otra motivante.

¿Inspiración? La inspiración es algo muy, yo digo que dura 2 segundos, es algo muy pequeño. Yo creo que es una parte muy pequeña de inspiración y la otra motivante es el trabajo, o la voluntad. Porque inspiración se me hace un término muy romántico ya muy “choteado” por parte de los artistas. La inspiración esa de que las luces bajan del cielo, no, yo creo que esto es más trabajo de investigación y la motivación de hacer algo. La verdad yo ni conozco el término real de inspiración, no sé ni qué es.

Entonces ¿cuál es tu proceso de investigación antes de pintar un cuadro?
Dependiendo del tema. Por ejemplo, ahorita tengo una exposición en puerta, pero sólo la tengo escrita, no bocetada. Y uno investiga de acuerdo a lo que quiere exponer. Por ejemplo, ese proyecto es algo referente a Monclova, zona centro y la zona de la colonia “El Pueblo” que son las partes más viejas de Monclova. Y planeo ponerle: Monclova complejo, o pueblo complejo, o algo relacionado con lo urbano. Y yo en ese proyecto me quiero basar en las calles, en el río o lo que nos rodea. Simplemente el paisaje urbano es una fuente visual de composición, puedo hacer muchas cosas.
En la próxima exposición que viene de Puerta Morada que está relacionada con el Día de los Muertos, ya me puse a investigar y quiero basarme en los insectos necrófagos, que son los que se encargan de descomponer el cuerpo cuando uno se muere.
-Para ti pintar es todo un proceso.
Sí, de hecho la pintura ya no es pintura, ya es dibujo también, instalación, arte objeto, arte sonoro, arte visual, video arte, ya se abrió todo el abanico.

De vuelta a Monclova
En junio terminé mi licenciatura y volví a Monclova, ahora estoy empezando a trabajar aquí. Empecé a darle promoción al Taller. Ahorita somos muy pocos pero ahí vamos, con poquitos. También doy clases en una secundaria pública, de artísticas.

¿Ese era tu plan? Dedicarte a la enseñanza del arte.
En parte sí, me gustaría la enseñanza porque pienso que es muy gratificante, enseñarle a alguien algo de lo que quiere aprender o algo de lo que uno trae adentro. Simplemente el Taller que nos dejó el profe Tomás, si él no nos hubiera enseñado, cultivado el amor por el arte, nosotros no seguiríamos en esto. No estaría el tórculo aquí ni nada de eso.

¿Qué diferencia hubo entre esas clases del maestro Tomás Silvestre y las otras clases que habías tomado antes? ¿Por qué marcaron una diferencia?
Posiblemente su manera de ser. Es una de las personas más valientes que he conocido, porque él cuando falleció, al último sólo tenía dos alumnos, y ya estaba enfermo porque tenía problemas del corazón. Entonces pienso que la actitud del profesor era inspiracional, para hacerlo tú también. Porque él siguió con esto hasta que ya no pudo. Y pienso que eso es una de las cosas que más te dejan además de las enseñanzas técnicas de cómo manejar la pintura y el espacio.

¿Qué tan difícil fue ser de Monclova y haber estudiado artes? ¿Qué te llevó a decidir estudiar esa carrera?
Pues es que desde bien chico me gusta pintar, entonces fue el gusto por esto. Aparte he tenido trabajos normales, y cuando uno anda trabajando normal como que no te llena.

¿Cuál es tu intención al pintar algo?
Esa pregunta está muy abierta. Pues es que muchas veces puede ser comunicar algo. Pero no, quizás es solamente expresar algo que uno trae adentro. Porque hay veces que pintas, o bueno en mi caso, y me preguntan qué significa y les digo que es personal. Que lo vean, pero que es personal, a fin de cuentas. Es sacar algo que traes adentro que no puedes decir con palabras, lo dices con pinturas o con otro medio que tengas ahí. Ese es el motivo.

Exposiciones
Cuando estuve en la escuela como estudiante expuse como 5 veces. Tanto universitarias con compañeros, y aparte de la escuela en otras galerías de Saltillo. En total colectivas he participado como en 30. Mientras que individuales tengo apenas unas 3, dos aquí en Monclova y una vez que expuse en San Buena.
Está la exposición que tengo en el Pape ahora que se inaugura la Feria del Libro, así como la expo que tengo aquí con Puerta Morada. Y pues seguir dando clases los sábados, son de 11 a 1 y tienen un costo de $450 al mes.
Puerta Morada es una puerta, un portal a una morada, que es un lugar donde se habita. Aquí es donde habitan las personas que no tienen dónde expresar lo que sienten o practicar lo que les gusta pueden venir aquí, que es su morada, su refugio. Al alumno se le enseña según sus necesidades, para que no se desesperen, porque todos traen diferente experiencia. Entonces la invitación está abierta para todos los que gusten asistir.