En pobreza nunca pierden la alegría

Yajaira y su esposo viven junto con sus tres hijos en un pequeño jacalito

PUBLICIDAD

Pesé a las condiciones de pobreza extrema en que viven, nunca pierden la alegría. Es una familia de 5 personas que habitan en un jacalito con medidas de 3 por 4 metros que en pasados días perdieron todo lo que tenían a consecuencia de la lluvia.
Yajaira Berenice, su esposo Conrrado Banda y sus tres hijos Ángel Gabriel de 14 años, Juan Ignacio de 11 y Conrrado de 10 años de edad viven en un pequeño cuartito construido con láminas, hules y colchones viejos.

«Lo único que necesito son lonas o hules, el día que llovió se me mojo todo, bueno no tengo mucho, pero para mí es todo, dos camas, un ropero y la estufa, y una mesa que dejó afuera porque no me cabe adentro”.

El padre de familia trabaja lavando vehículos en la Zona Centro, limpiando patios de vivienda y cuando hay suerte como albañil, el cuarto en el que habitan se encuentra en el patio de su cuñada quien les dio permiso para permanecer ahí, en la vivienda ubicada en la colonia Eliseo Mendoza Berrueto calle 36 número 908.
Apenas y hay espacio para las dos camas y un ropero, en la esquina hay un espacio en el que se asean aunque no lo hacen tan seguido.
Descalza, con ropa sucia y despeinada Yajaira comentó que esta fue la vida que les tocó vivir, no se queja pero le gustaría poder ofrecer a sus hijos un lugar mejor en el que puedan tener una vida digna.

Sus hijos dejaron de estudiar, la escuela les quedaba muy lejos, no había para los útiles escolares, además de las inclemencias del tiempo, el sol, el agua impidieron que acudieran a diario a la escuela, pero ahora que empiece el ciclo escolar regresarán a la escuela.
En el exterior del cuarto había una estufa que recientemente les regalaron pero que no usan debido a que no tienen tanque de gas y si lo tuvieran, no habría para poder surtir el gas y preparar alimentos, por lo que desde hace mucho tiempo hace una fogata en el patio y ahí es donde hace frijoles que nunca pueden faltar.
“Mi esposo gana muy poco, ayer sacó 150 pesos, pero solo trajo para cenar a veces trabaja en la obra y trae hasta 500 o 700 pesos y es cuando podemos hacer mandado”, comentó Yajaira pero no tiene refrigerador.

Los pequeños están por regresar a la escuela.

La madre de familia comentó que necesita de muchas cosas pero lo esencial son laminas, lonas o hules para evitar que el agua se trasmine y dañe lo poco que tiene.
Adentro un pequeño espacio donde se asean, hace sus necesidades en un baño de pozo, los pequeños están expuestos a enfermedades debido a que hay dos perros sarnosos que parecieran formar parte de la familia.

En ocasiones los niños se van con su tío a trabajar y ahí en la Zona Centro de la ciudad piden una moneda a la gente para poder ayudarle a su madre y obtener el pan de cada día.
La familia tiene varias necesidades debido a que en su domicilio no hay agua potable, tampoco energía eléctrica, además necesitan ropa y calzado para los niños, las personas que desean ayudar pueden acudir a su domicilio, para llegar ahí hay que pasar por una calle que está sin pavimentar, pero ella tiene un celular económico es el 866 253 86 44.