Encierran a inquilino del ‘Food Park’

Al lugar arribaron elementos de la Policía Preventiva Municipal, así como de la Fiscalía General del Estado, los cuales tomaron conocimiento de lo ocurrido.
PUBLICIDAD

De manera ilegal, administradores del Food Park Monclova privaron de la libertad al propietario de uno de los establecimientos que quería sacar su unidad de venta para ofrecer sus servicios en otro evento, por lo que fue necesaria la intervención de los cuerpos de seguridad.

De manera ilegal, propietarios del Food Park Monclova privaron de la libertad al propietario de uno de los establecimientos que quería sacar una unidad para ofrecer sus servicios en otro evento.

José Guadalupe Flores Muñoz, propietario de un negocio dedicado a la venta de elotes, relató que habló con los propietarios de Food Park para informarles que tenía contemplado instalarse unos días en el festival de la cerveza y quería sacar su unidad de venta.
Hasta ese momento, los responsables del lugar identificados como Diego Córdova, Jaime Salazar, Andrés Guajardo, así como otro al que conoce solo como Guillermo no tenían ningún problema pues estaba al corriente en el pago de la renta, además tenía un depósito.
A las 10:30 de la mañana de este viernes, Flores Muñoz acompañado de algunos familiares acudió al Food Park ubicado al norte de la ciudad para retirar su unidad, sin embargo le notificaron que no se lo iban a permitir a menos que pagara 32 mil pesos pues había un contrato firmado.

Los responsables del lugar cerraron el portón principal con cadenas y candado para impedir que saliera, sin importar que también lo estuvieran privando de su libertad, es por ello que abrieron una puerta improvisada que da a un terreno que utilizaban como estacionamiento.
Al lugar arribaron elementos de la Policía Preventiva Municipal, así como de la Fiscalía General del Estado, los cuales tomaron conocimiento de lo ocurrido pero no ingresaron al establecimiento solo trataron de llegar a un acuerdo. El joven quien es de los primeros negocios en instalarse en este parque pidió la presencia de su abogado, quien trató de dialogar con los responsables del lugar que se negaron a permitirle que saliera un par de días.
Solo unos minutos después, el abogado de los socios del Food Park, Daniel Borrego arribó al lugar, habló con el representante legal del locatario e ingresó a hablar con sus clientes, quienes pidieron 16 mil pesos para permitirle llevarse la unidad.

Así mismo se presentó el Notario Público, Bernardo Molina Heinrichs quien dio fe de lo ocurrido para levantar un acta que servirá para proceder legalmente en contra de los propietarios del establecimiento.
Mirna Treviño, suegra del retenido, comentó que su yerno lo único que quiere es trabajar dos días en el festival de la cerveza, es por ello que pidieron el permiso pero de última hora les negaron la salida los socios.
Indicó que le pedían 30 mil pesos, sin importar que no les deben rentas y tienen el dinero del depósito, lo que representa algo absurdo pues solo se van a retirar dos días para regresar a trabajar el lunes de manera normal.
Dijo que los socios creen que se está residiendo del contrato cuando se ha especificado que es algo temporal, incluso en el mismo contrato no establece que no puedan sacar la unidad en eventos especiales.
“Ellos han incumplido con el servicio constantemente se quedan sin luz, no tienen agua y no han cumplido con muchas cosas que prometieron, eso ha ocasionado que muchos trucks se hayan retirado”, recalcó.
Poco antes de las 2 de la tarde, el propietario del truck desistió de sus intenciones de llevárselo pues presentaría una denuncia en contra de los responsables del establecimiento al existir violaciones al contrato, además de retenerlo contra su voluntad.