Fuentes extra oficiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado revelan que encontraron tres cuerpos en un paraje de Coahuila y se piensa que uno de ellos corresponde al sacerdote desaparecido en Saltillo hace ocho días, y a dos jóvenes.

Agentes periciales se trasladaron al lugar del hallazgo para tratar de identificar y confirmar si los restos encontrados corresponden al sacerdote Joaquín Hernández Sifuentes.

El pasado 7 de enero a través de un comunicado la diócesis de Saltillo reportó la desaparición del sacerdote Joaquín Hernández Sifuentes.

Se desconocía su  paradero desde el pasado 3 de enero cuando se le vio por última vez en su domicilio contiguo al templo que está ubicado en la colonia La Aurora, de Saltillo.

Según el propio escrito firmado por Raúl Vera López, Obispo de Saltillo, Hernández Sifuentes tomaría vacaciones tras celebrar las misas de Año Nuevo, sin embargo, tuvo que realizar un viaje a Monclova por lo que inició su periodo de vacacional a partir del martes, contemplando la de reincorporación a su labor pastoral para el 7 de enero.

En el reporte se menciona que un vecino de la parroquia vio que un  martes por la mañana, muy temprano, estaban dos muchachos entrando al auto del padre, pero no vio que el padre Joaquín estuviera con ellos, ni dentro del auto, sin embargo los jóvenes se llevaron el auto del padre Joaquín, lo cual pareció sospechoso.

Lamenta Diócesis de Saltillo ‘intimidación’ en interrogatorios sobre sacerdote no ubicado

A dos días de haberse dado a conocer la desaparición del sacerdote Joaquín , a Diócesis de Saltillo difundió un comunicado en el que lamenta que las autoridades intimiden a  testigos que están aportando información a la investigación ante la no ubicación del sacerdote vicario de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Saltillo.

También se dijo que las autoridades habían llegado a las amenazas dentro de los interrogatorios a los testigos y feligreses que de buena voluntad están aportando elementos a la investigación.

Se pidió  disciplina, ética y profesionalismo de parte de las autoridades competentes que siguen el caso, pues reiteraron que a seis días de no conocer el paradero del cura, la Iglesia sigue buscándolo con vida.

Con Información de Vanguardia