El cuerpo se encontraba sin cabeza entre el monte, a 20 metros de la carretera con los brazos abiertos y con el pecho hacia arriba.

CASTAÑOS, COAH.- El cuerpo decapitado de un hombre fue encontrado la madrugada de ayer sobre la carretera federal 53 (tramo Monclova-Monterrey), en el kilómetro 129 entre los poblados Acámbaro y Espinazo.

El macabro hallazgo se registró cerca de las 05:00 de la mañana de ayer cuando elementos de la Sedena, encargados de resguardar los ductos de Petróleos Mexicanos, a bordo de camionetas se metieron a una brecha con el fin de llevar a cabo una revisión.

Al adentrarse a 20 metros de la carretera, los oficiales descubrieron el cuerpo de una persona del sexo masculino que vestía sudadera en color negra, pantalón café y zapatos tipo operativo del mismo color. Estaba en medio de un charco de sangre, con los brazos abiertos acostado con el pecho hacia arriba, pero no tenía cabeza.

Rápidamente dieron aviso al número de emergencia, arribando minutos después elementos de la Agencia de Investigación Criminal y personal de Servicios Periciales, quienes se dieron a la tarea de realizar las diligencias correspondientes mientras personal del Ejército Mexicano se dedicaba a resguardar el perímetro.

Según manifestaron las autoridades que tomaron conocimiento de los hechos, de acuerdo a las diligencias realizadas se dedujo que el cuerpo había sido abandonado en el lugar por el o los presuntos homicidas.

Trascendió por fuentes extraoficiales que el cuerpo podría pertenecer a una persona que habida sido privada de su libertad en el estado de Nuevo León en días pasados, pero sería hasta el momento de su identificación cuando se lograra confirmar dicha versión.

Con el fin de localizar la cabeza se llevó a cabo una intensa búsqueda en los alrededores, pero desafortunadamente no se logró ubicarla, procediendo a dar la orden del levantamiento del cadáver que fue llevado a una funeraria de la localidad para los trámites correspondientes.

El dictamen del médico legista confirma que el hombre murió debido a un shock neurogénico (por decapitación). Además autoridades confían que pronto se pueda saber la identidad de la víctima y así poder seguir una línea de investigación.