Oficiales de la Policía Preventiva procedieron con la detención de una mujer la madrugada de ayer, tras ser entregada por un taxista, quien aseguró que de lo ebria que se encontraba no recordaba dónde vivía y se negaba a pagar el servicio.

La chica se identificó con el nombre de Scarlett Rodríguez Ramírez, de 23 años de edad, quien solo indicó que vivía en Frontera, agregando que había acudido al bar “Dos Pasitos” a divertirse, pero se le habían pasado las copas.

De acuerdo con elementos preventivos asignados a la patrulla 129, la detención de Scarlett tuvo lugar en la avenida Susan Lou Pape cruce con la avenida Adolfo López Mateos, donde un taxista requirió de su ayuda.

Se informó que la mujer había solicitado el servicio del taxi, indicándole que se pusiera en marcha y conforme avanzaran le iría diciendo a dónde se dirigiera, pero está se quedó dormida y al ser despertada no recordaba dónde vivía.

Por tal motivo, el trabajador del volante decidió entregarla a los oficiales de la Policía Municipal, quiénes la remitieron a una celda de la Comandancia por la falta administrativa de alterar el orden público.