Con la más franca y sincera sonrisa en sus labios y sus rostros llenos de júbilo, entusiasmo y amor, se encontraron frente al altar de la parroquia San Francisco de Asís, la encantadora Érika Campos y Gandhi Cortez Farías, en donde celebraron la unión de sus vidas por medio del bendito sacramento del matrimonio, hace unos días.

Ella lució hermosa con su ajuar de novia y él, vistiendo elegante traje en color negro, cumpliendo con la formalidad de todo joven caballero enamorado.

Luego de aceptarse mutuamente como esposos y sellar el pacto de la unión, la pareja junto a todos los invitados disfrutaron de una agradable velada en un elegante salón de eventos de nuestra ciudad.