¡Es un milagro estar vivo!: Iván

El pronóstico no era alentador por la ciencia médica, sin embargo, hoy el joven barroterense puede decir que venció a la muerte

Iván Alejandro Palos Gómez sobrevivió al atroz accidente.
PUBLICIDAD

MINAS DE BARROTERÁN.- El sobrevivir a un brutal accidente automovilístico tras ser embestido por un tráiler el auto que conducía aquel 29 de Septiembre del 2019, le deja en claro a Iván Alejandro Palos Gómez que Dios le dio otra oportunidad de vida para ser mejor ser humano y lograr concretar todos sus proyectos.
El joven de 23 años de edad acompañado de sus padres Daniel Palos Hernández y Elizabeth Gómez Trujillo, abrió las puertas de su hogar a LA VOZ para brindar su testimonio a casi 4 meses de aquella fecha que marcó para siempre sus vidas.
Escuchar a través de una llamada telefónica que Juan había quedado severamente herido en aquel aparatoso accidente donde la ciencia médica no le daba esperanzas de vida, fue como un balde de agua fría para sus padres sobre todo para Don Daniel quien ese día celebraría su cumpleaños al lado de su familia, ahora dice, el mejor regalo que Dios me dio fue “dejar a mi hijo a nuestro lado”.

Poco a poco dice luchará por sus sueños.

Con traumatismo craneoencefálico severo, fractura de fémur, tibia y peroné del lado izquierdo además de entrar en un coma inducido, Juan Alejandro quien recién había egresado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de la Región Carbonífera como Ingeniero Mecatrónico se dirigía aquel 29 de septiembre a su lugar de trabajo cerca de las 06:00 horas para laborar en Avomex como técnico en refrigeración.
“No recuerdo a ciencia cierta que pasó, solo que ese día yo me desperté, no quería ir a trabajar pero finalmente me desperté y me despedí de mis padres abordé mi coche un Sentra, color azul que recién acaba de comprar, tomé la Carretera Estatal Número 23 y posteriormente la Federal 57 para dirigirme a la ciudad de Sabinas” indicó.
Señala que en cuestión de segundos fue impactado de frente por el tráiler, “yo gritaba que me sacaran del carro, quería vivir”, dice con su mirada fija sin parpadear recordando aquel día.

Así quedó su auto el 29 de Septiembre del 2019.

Por más de 20 días permaneció en coma, sus padres expresan que en ningún momento se separaron de él siendo Iván el más chico de sus hermanos Cecilia, Daniel y Nathalí.
“A raíz de estos hechos, todo cambió para mí pues parte de mis proyectos se truncaron”, dijo tras señalar que tenía en mente realizar una licenciatura, seguir con su negocio de arreglo de aparatos eléctricos y la venta de ropa.
Lo que puedo decir a los jóvenes es que conduzcan con precaución, respeten los límites de velocidad y, lo mismo a los traileros que recuerden que alguien los espera en sus hogares, sus familias y de esta manera evitar este tipo de accidentes.

Señala que tras lo ocurrido conserva las mismas amistades, “algunos amigos vienen a verme, algunos otros se han alejado, no es lo mismo como antes pero ahí la llevo, puesto que salía más, me divertía más y hoy en día estoy en casa, sin embargo, esto me ha servido para estar más cerca de mis padres”.
“Hoy que veo las imágenes de cómo quedó el carro pienso, ¿Cómo Salí vivo de ahí?”, expresa.
Añadió “los médicos me dan ánimos, pero ya me quieren mandar a trabajar y aún no puedo pues tengo una fractura en la pierna izquierda que me impide moverme por sí solo”, dice, pues en su lugar de trabajo tiene que laborar en las alturas subiendo a los techos a través de escaleras.

Hoy en día se recupera con el apoyo de su familia.

Su padre Daniel menciona por su parte, yo recuerdo muy bien esa fecha del accidente, lo tengo bien presente en mi cabeza porque ese día cumplía años yo, mi hijo tenía un ratito de haberse ido a trabajar y yo me quedé aquí en la sala.
“En ese momento del Seguro Social de Nueva Rosita, nos hablaron que mi hijo había tenido un accidente que ahí estaba, fue mi otro muchacho quien nos llevó al hospital, pasamos por donde fue el accidente, observé el carro que quedó inservible, imaginé lo peor pero cuando llegamos al nosocomio ya vimos a Iván, estaba muy mal pero lo encomendamos a Dios y Dios escuchó nuestras plegarias”, dijo el padre de Iván.
Su familia pasó momentos difíciles desde ese entonces, pues estuvo en terapia intensiva luego le entró un virus con neumonía y no les daban esperanzas hasta que lo subieron a piso.

Su madre Elizabeth interviene y dice con voz entre cortada “Te Amo Hijo”, tú lo sabes te lo he dicho muchas veces, estamos felices que Dios nos concediera la dicha que hoy estés aquí, pues cuando te vi en coma, inconsciente por espacio de mes y medio yo le pedía a Dios que te recuperaras pronto, pues era lo principal para nosotros.
Uno como madre, que quiere para sus hijos, lo mejor por lo cual agradezco también a las personas que se unieron en cadena de oración desde familias de este mineral de Barroterán, Estados Unidos, San José Aura, Esperanzas, Nava, Morelos pidiendo todos por la salud de mi hijo quien gracias a Dios aquí está con vida.
El 28 de febrero Iván Alejandro cumplirá 24 años de edad, apasionado también del futbol dice que no sabe cómo lo va a festejar, pero de lo que sí está seguro es que quiere estar al lado de su hermosa familia.