“Para nosotros la cultura seria es la que está en las universidades, fuera de eso es frivolidad”.

Para la familia de Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, el homenaje que el alcalde de Sayula, municipio que inspiró la obra del escritor, pretende realizar por el centenario del natalicio de Juan Rulfo, no es más que una “justificación de la promoción de un grupito de escritores de cuarta o quinta categoría”.

Razón por la que, en compañía de la fundación que lleva su nombre, solicitaron al gobierno de México, así como a la Secretaría de Cultura de la Ciudad, abstenerse de cualquier celebración, un asunto que ha polarizado a los fans del escritor mexicano más querido y con mayor influencia en el extranjero.

“Nosotros somos totalmente respetuosos de la familia de Juan Rulfo”, dijo Jorge Campos Aguilar, alcalde del Sayula. Y agregó: “Pero nosotros tenemos nuestro plan, un plan que no es de un año ni dos, sino de 30 años”, asegurando que el homenaje se llevará a cabo pese a todo.

Según Campos Aguilar, el año pasado hubo una reunión con las secretarías de Cultura Federal y de Jalisco en la que estuvo Juan Carlos Rulfo, hijo del escritor, en la que planteó que el dinero destino al festejo sea utilizado en “becas para jóvenes en disciplinas como literatura, fotografía o cine”.

“La Secretaría de Cultura les dio unos millones de pesos y supongo que se quedan con una buena parte los alcaldes. No creo que merezca mayor comentario, es un mero negocio. Estamos hablando de que no se destine dinero público a una manera de entender la cultura. Para nosotros la cultura seria es la que está en las universidades, fuera de eso es frivolidad”.
VÍCTOR JIMÉNEZ, DIRECTOR DE LA FUNDACIÓN JUAN RULFO.
“Es su punto de vista”, dice. Y continúa con sus planes, que incluyen la creación de una ruta para explorar los lugares que inspiraron a Rulfo, así como una cartera de actividades artísticas que serán definidas a finales de enero, con el objetivo de que los mexicanos se sientan honrados de tener a ‘un escritor de esa magnitud’”.

Además, la ruta cultural “El realismo mágico de Juan” llevará a los visitantes a conocer la riqueza histórica, patrimonial y natural de la zona que evoca los escenarios de la obra rulfiana y algunos de los pasajes de su vida.

Por su parte, Víctor Jiménez, director de la Fundación Juan Rulfo, aclara que “el alcalde nunca se acercó formalmente a la fundación, sino que elaboró un plan de carácter turístico-comercial con asesoría del Consejo Regulador del Tequila, para explotar económicamente el hecho de que esa fuese la región natal de Rulfo.

Con información de EFE y Excélsior.