El director de la junta de Olympiacos y otros 27 empresarios y ex dirigentes deportivos griegos fueron imputados de arreglo de partidos.

Un tribunal determinó que el director de la junta de Olympiacos, Vangelis Marinakis, debe encarar un juicio, aunque no se fijó la fecha y se le permitió continuar en libertad bajo fianza. Marinakis, un poderoso empresario, negó las acusaciones.

Las autoridades retiraron otros cargos por fraude y chantaje.

“Mi inocencia quedará demostrada en el curso de las acciones judiciales”, dijo Marinakis en un comunicado.

Entre los otros acusados, todos imputados por delitos similares, hay accionistas y dirigentes de varios clubes griegos, al igual que ex árbitros y miembros de la federación.