Escándalo, jugo y golpes

El descuido de una jovencita provocó un zafarrancho en un negocio de la colonia Guadalupe

Familiares de la jovencita fueron al negocio a buscar venganza y exigir le devolvieran el celular.

El “robo” de un celular en el interior de un negocio de jugos naturales, desató una riña campal que ameritó la intervención de la Policía Preventiva Municipal la tarde de ayer.
Se trató de una sangrienta pelea entre propietarios y clientes de un negocio de jugos naturales ubicado en el bulevar Francisco I. Madero de la colonia Guadalupe.

También puedes ver: Amenaza a policías

Familiares de la adolescente fueron asegurados.

Fue en punto de las 20:00 horas cuando una menor de edad regresó al negocio de jugos, segura de que en ese lugar le habían robado su costoso teléfono iPhone de reciente modelo.
Pero al exigirlo de malos modos, se hizo de palabras con los propietarios de nombre Manuel López Tamez y Esperanza Medrano Guerrero, que al saberse inocentes la corrieron de mala manera.

La jovencita no se dio por vencida y decidió regresar acompañada de una turba de familiares entre los que se encontraba su papá Héctor Vázquez Hernández, su tía Xochitl Violeta Espinoza Reséndiz y hasta su novio Víctor Alfonso Flores.
Indignados golpearon al propietario del negocio de jugos y le exigieron que no fuera “atacón” y devolvieran el celular.
La madre y la hermana de la menor fueron las que iniciaron la trifulca ante la mirada atónita de los preventivos que no podían controlarlas.

Varias personas fueron detenidas provisionalmente por la riña.

Luego de algunos minutos, decidieron rastrear el aparato con el GPS, dando como ubicación la calle Eulalio Gutiérrez número 402 de la colonia Borja, por lo que acudieron de inmediato por él.
De la casa salió una mujer que había estado minutos antes en el negocio de jugos, quien dijo que fue la dueña la que le echó el celular a su bolsa, tal vez por “error” cuando la despachaba.
Al recuperar el maldito teléfono, ambos afectados decidieron no proceder legalmente, mientras la jovencita se comprometió a tener más cuidado con sus cosas.