Adolfo Lagos Espinosa fue atendido en el hospital Polanco, en Coacalco.

México.- El homicidio del vicepresidente de Telecomunicaciones de Televisa y director general de Izzi, Adolfo Lagos Espinosa, sigue arrojando datos relevantes relacionados a sus escoltas.

Según lo reporta Reforma, en la investigación de las autoridades se indica que los guardias de seguridad del empresario, que iba herido de bala en el estómago, tardaron casi dos horas en llegar al hospital Polanco, en Coacalco.

Detalla la publicación que el recorrido de casi 53 kilómetros para llegar al hospital estuvo interrumpida por la instalación de un tianguis; al llegar a la unidad médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) más cercana se encontraron con la saturación de la misma, por la que decidieron trasladarlo al hospital Polanco, donde por la tardía atención Lagos falleció.

Se informó que los guaruras solicitaron el apoyo de la Policía Federal en busca de atención médica, que solicitó una ambulancia sin embargo nunca llegó.

Asimismo, en la misma publicación se destaca que las autoridades regionales confirmaron que cerca del lugar del ataque, hay un camino que lleva rápidamente a la comunidad de San Felipe Teotitlán.