La esposa de Rolando Hernández Lizárraga quien falleció después de ser golpeado en la cárcel, exige a la autoridad justicia contra el responsable.

La viuda ha acudido ante la Fiscalía General del Estado para exigir se haga justicia por la muerte de su esposo quien fue golpeado cuando se encontraba detenido en las celdas de la Policía Preventiva municipal.

Hace días Rolando Hernández Lizárraga se encontraba en calidad de detenido, se registró una riña en donde otro detenido lo agredió a golpes.

La persona ingresó a un hospital con traumatismo craneoencefálico severo, fractura de cráneo y fractura de tabique nasal.

Su estado de salud era reportado grave, desafortunadamente casi una semana después de encontrarse internado falleció debido a la gravedad de las lesiones.

El responsable estuvo en calidad de detenido a disposición del Ministerio Público, pero por el delito de lesiones gravísimas quedando libre 48 horas después.

Tras el fallecimiento de la persona el delito cambió en la carpeta de investigación a homicidio culposo.

La esposa del occiso exigió justicia y pidió a la autoridad la reparación del daño, el caso sigue abierto y se espera que inicie un proceso judicial.

Se solicitaría una audiencia a un juez penal en donde se formularía la imputación por el delito de homicidio culposo contra el responsable.