Era la cirugía plástica número 19 de Pixee Fox, quien tiene 26 años, y es de Estocolmo, Suecia. La joven ha sufrido desde su adolescencia, en su intento por tratar de imitar las proporciones caricaturescas de sus personajes favoritos: Jessica Rabbit y Aurora de la bella durmiente.

Pixee Fox fue noticia el año pasado después de que le fueran extirpadas seis costillas para darle una figura extrema de reloj de arena.
Pero no se detuvo ahí: ahora se ha gastado 4.800 euros en unos implantes oculares para tener de forma permanente sus ojos de color verde mar.

“Esto es algo que he querido desde que era muy joven. Realmente quería tener un color de ojos diferente”, explica Pixee Fox.

“La primera noticia de este tipo de cirugía es de hace tres años y tan pronto como me enteré sabía que tenía que tenerlos. El color que he elegido es el verde mar. Es realmente extremo y algo que no se podría tener de forma natural”, recalcó.

Algunas de las cirugías que Pixee Fox se ha hecho hasta la fecha son:

Dos implantes oculares – $ 6000
Eliminación de costillas – $ 9.000
Cuatro rinoplastias – $ 19,000
Cuatro aumentos de mama – $ 40,000
Dos liposucciones – $ 7.000
Dos blefaroplastias – $ 8.000
Una reducción de labios vaginales – $ 5.000
Un levantamiento de cejas – $ 3.200
Una elevación de glúteos – $ 12.000
CoolSculpting – $ 1,000
Inyecciones en mejillas – $ 7.500
Inyecciones en labios – $ 7.500
Total = $ 125,200 (117.000 euros).

Este tipo cirugía ocular no está ampliamente disponible y generalmente sólo se utiliza para corregir las anomalías del iris en los países occidentales. Sin embargo, en abril de 2016, Pixee viajó a Nueva Delhi, India, donde el Dr. Suraj Munjal realiza este tipo de operaciones en el Hospital Spectra Eye.

La operación consistió en tener dos implantes intraoculares, realizados por la firma estadounidense BrightOcular, insertados en su pupila a través de una incisión de 2,8 mm.

Los implantes vienen doblados y se inyectan en el ojo donde finalmente descansan. Toda la operación se realiza en alrededor de 15 minutos.

Y es permanente a menos que el paciente se someta a otra operación invasiva.

Los principales riesgos son visión borrosa por la presión intraocular o infecciones, aunque el Dr. Munjal dice que aún no se ha encontrado ningún problema. “Hemos hecho alrededor de 70 a 80 operaciones y gracias a Dios todas han salido bien”, dijo.

En cuanto a Pixee Fox, que espera realizar más ajustes a su cuerpo que le ayuden a lograr su sueño de parecer un dibujo animado. Está planeando unos implantes de cadera para el próximo verano. Además, quiere romper el récord mundial de la cintura más pequeña, que actualmente es de 50 centímetros.

Antes:

pixeeantes-458x555pixeedespues-458x686