Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, y si quieres tener un estómago plano, esta frase no puede ser más cierta.

No existen pastillas mágicas que te den un vientre plano, en cambio con el desayuno indicado, puedes llegar a tu meta para un cuerpo de bikini.

“Consumir un desayuno con proteínas, grasas saludables y carbohidratos de calidad te mantendrá saciada y llena de energía”, dice Andrea Wise, entrenadora y coach de nutrición, al sitio web para mujeres Shefinds. “Eso hace que sea menos probable que te estrelles o tengas antojos voraces más adelante”. Este tipo de comienzo en la mañana también te proporciona la energía para entrenar y quemar grasas.

Wise sugiere comenzar el día con una taza o un suplemento de té verde caliente, ya que puede aumentar la pérdida de grasa abdominal si se combina con ejercicio constante y una alimentación saludable. Los antioxidantes y catequinas que contiene aceleran tu metabolismo y ayudan al cuerpo a romper la grasa.

¿Algo que definitivamente no debe faltar en tu preciado desayuno? ¡Huevos!

Estos contienen vitamina D que te ayudan a quemar grasas en vez de acumularla, además de tener vitamina B12 para impulsar a tu cuerpo a romper las células de grasa. Olvídate de solo comer la clara porque es en la yema donde se encuentran los beneficios, de acuerdo a la nutricionista.

Además, la proteína y las grasas saludables en los huevos te hacen sentir llena, evitando así que caigas en las tentaciones de media mañana o que en todo caso seas más consciente al elegir tu snack.

Estudios indican que las personas que comen huevos en la mañana pierden más peso y grasa abdominal que aquellas que optan por carbohidratos como bagels o cereal.