Estos son 7 mitos del COVID-19 que no debes creer

Existen información falsos sobre cómo prevenir y curarse del COVID-19 que ponen en riesgo la salud.
PUBLICIDAD

Cuando se dio la noticia de la nueva enfermedad que se propagaba por China, empezó a surgir información falsa sobre cómo se transmitía y cómo protegerse de la COVID-19.

La mayoría de estos datos y consejos son incorrectos e incluso ponen en peligro la salud. Las redes sociales han sido uno de los principales vehículos para transmitir estos datos. Por ello, las autoridades a nivel global, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), han advertido sobre estos rumores y desmentido varios de ellos.

¿Tienes dudas sobre qué es verdad y qué no sobre el coronavirus? ¿Cuál es la mejor forma de protegerse? ¿Cómo se combate la enfermedad?  ¿El calor puede destruir el virus? ¿Abrir un paquete de China puede ser peligroso? Estas son las respuestas que tenemos hasta el momento de acuerdo con la OMS y la Secretaría de Salud.

Los remedios caseros pueden prevenir y curar el coronavirus

En redes sociales circula que el ajo, el agua y la vitamina C son suficientes para prevenir el COVID-19, pero no existe evidencia de que esto sea verdad. Mantenerse hidratado, dormir bien y alimentarse sanamente subirán las defensas del cuerpo, pero no protegen contra la enfermedad.

Es el mismo caso con los aceites de sésamo o rociarse alcohol o cloro en el cuerpo, pues una vez que el virus entra al organismo, no importa si se limpia la piel.

Además, productos como la lejía, el etanol al 75 por ciento, el ácido peracético y el cloroformo solo sirven para  desinfectar superficies.

Los antibióticos previenen el coronavirus

Falso. Los antibióticos no son capaces de proteger, ni destruir el COVID-19 porque solo funcionan contra infecciones bacterianas. Aún no existe una cura o una vacuna.

Estos medicamentos solo deben tomarse bajo prescripción médica porque su uso indebido pude provocar resistencia de las bacterias. Es decir, tendrán cada vez menos efecto para combatir las infecciones.

Pero sí se han utilizado dentro del tratamiento de coronavirus para prevenir o combatir infecciones bacterianas ya presentes en el cuerpo.

El calor

Se ha difundido que el virus no puede sobrevivir a temperaturas mayores de 27 grados, pero esto es falso. Existe en cualquier zona sin importar si hay clima cálido y/o húmedo.

También es mentira que los secadores de manos pueden matar el virus por el aire caliente.

Recibir un paquete o carta de un país con casos de COVID-19 es peligroso

De acuerdo con la OMS, el virus puede sobrevivir en los objetos y superficies algunas horas o varios días, pero no lo suficiente para que recibir un paquete del extranjero sea riesgoso.

Los jóvenes no se enferman

El COVID-19 puede infectar a personas de todas las edades, desde bebés, adultos mayores o jóvenes. Quienes padecen enfermedades como asma, diabetes o cardiopatías tienen mayores posibilidades de enfermarse gravemente, aunque la tasa de mortalidad a nivel mundial es un poco mayor al dos por ciento.

La vacuna de la influenza también te protege

Ni la vacuna contra la influenza, ni contra la neumonía son capaces de proteger del COVID-19. Debido a que se trata de un nuevo virus es necesario crear una vacuna específica y los laboratorios ya se encuentran trabajando en una.