Tres de cada cuatro mexicanos no cuenta con un ahorro para su retiro, según reveló el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República en un estudio que realizó sobre el ahorro de los mexicanos.

La investigación se basa en una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) cuyos resultados indican que sólo uno de cada cuatro mexicanos, es decir,  el 23.7 por ciento, ahorra en el banco; uno de cada ocho (12 por ciento) guarda su dinero en casa; uno de cada diez (9.9 por ciento) limita sus gastos; y 9.4 por ciento hace tandas.

Además, el 53.8 por ciento de los encuestados reconoció que piensa “poco” o “nada” sobre su retiro; en contraposición, 42.2 por ciento contestó “algo” o “mucho”; aunque 62.8 por ciento de los consultados no cuenta con una afore.

La encuesta elaborada por Buendía y Laredo, revela también que el 7y por ciento de los mexicanos no posee una cuenta de ahorro, nómina, inversión u otra en algún banco, y este porcentaje es mayor en mujeres (83 por ciento) que en hombres (72 por ciento).

Finalmente, 51 por ciento de los encuerados señaló que tiene el hábito de ahorrar; y el porcentaje es mayor en hombres (51 por ciento) que en mujeres (48 por ciento).

Este estudio tan revelador forma parte de una iniciativa del senador Jesús Casillas Romero, titulada “Afores y ahorro para el retiro”, que fíe presentada el pasado 31 de mayo, para reformar los artículos 3, 37, 37A, 74 y 76 de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro.

Su propuesta establece el indicador Alfa Jensen, para medir el desempeño de las afores y propone que medirá el diferencial de la rentabilidad que hayan obtenido los trabajadores por la inversión de sus recursos en las sociedades de inversión y la rentabilidad esperada en función del nivel de riesgo de dicha cartera.

Hace notar que dicho indicador reflejará la capacidad que tiene la sociedad de inversión para alcanzar un rendimiento superior al esperado, en función del nivel de riesgo de su cartera.

Estipula que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) deberá ajustar los estados de cuenta emitidos por las administradoras, a fin de incluir información relativa a: los riesgos asociados al rendimiento de las inversiones mediante el indicador Alfa Jensen.

También la información cualitativa de las administradoras respecto a su gobierno corporativo, su correcta alineación a los intereses de los trabajadores, el cumplimiento al marco regulatorio, así como la experiencia y capacidades técnicas de los directivos encargados en administrar.

Finalmente, plantea que las cuentas individuales de los trabajadores que no hayan elegido administradora serán asignadas a las administradoras que hayan reportado: a) un mayor rendimiento neto; b) un mejor indicador Alfa Jensen; y, c) un mejor indicador relativo a la revelación de información cualitativa de las administradoras.

Con información de: SDPnoticias