Valerie Plame Wilson que dejó la agencia de inteligencia en 2005, inició una campaña para recaudar fondos y ser accionista de la compañía, y así evitar que el presidente lo utilice

WASHINGTON.

Una antigua agente de la CIA inició una campaña de recaudación de fondos para comprar Twitter e impedir que el presidente Donald Trump lo use.

Valerie Plame Wilson inició la campaña la semana pasada con el tweet:

“Si ejecutivos de @Twitter no cierran violencia y odio de Trump, depende de nosotros. #ComprarTwitter #VedarTrump”. La página de GoFundMe de la campaña, cuyo objetivo es recaudar mil millones de dólares, dice que los tuits de Trump “causan daño al país y ponen a la gente en peligro”.

 

Expresó la esperanza de que la campaña le permita llegar a ser la accionista mayoritaria de la compañía. Para el miércoles por la mañana había recaudado menos de seis mil dólares.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca calificó la gestión de “un intento ridículo” de suprimir el derecho a la libre expresión del presidente.

La identidad de Wilson como agente de la CIA fue filtrada por un funcionario del gobierno del entonces presidente George W. Bush en 2003. Renunció a la agencia en 2005.