Extorsionan a conductor

La víctima detalló que, para ser liberado, su madre tuvo que pagar cinco mil pesos a los uniformados de la patrulla con placas 15965

El conductor acusó a los elementos de Fuerza Coahuila de la patrulla con placas 15965 de haberlo extorsionado, quitándole cinco mil pesos a su mamá, a cambio de no consignarlo al MP.

Un vecino de la colonia Barrera denunció que oficiales de Fuerza Coahuila lo extorsionaron, al despojar a sus familiares de cinco mil pesos a cambio de no consignarlo al Ministerio Público, al fincarle el delito de portación de arma prohibida.
Al ser liberado, Víctor Rodríguez Peña, quien es vecino de la calle División del Norte, se comunicó a los números de emergencia para reportar la extorsión que sufrió a manos de los servidores públicos.
El afectado acusó a los elementos de Fuerza Coahuila asignados a la patrulla con placas 15965, de haberle marcado el alto mientras circulaba por la avenida Las Torres.
La víctima indicó que fue en el cruce con la avenida Oriente donde detuvo su vehículo marca Suzuki, de color blanco, en el que viajaba en compañía de su tío y su hijo de cinco años.

Agregó que los oficiales del Estado le indicaron que sería infraccionado por traer los vidrios traseros polarizados, pero al momento que le revisaron la cajuela, encontraron una pequeña navaja, por lo que le hicieron saber que la situación legal había cambiado.
Rodríguez Peña manifestó que los elementos de Fuerza Coahuila le pidieron cinco mil pesos a cambio de su libertad, al explicarles que no traía dinero, lo esposaron y amenazaron con poner a su hijo a disposición de la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia.
“Te va a salir más caro si te consignamos al Ministerio Público”, le advirtieron.

También puedes leer: Comandante ‘levanta’ a vendedor de gorditas

Víctor describió a uno de los elementos como de complexión robusta, y de tez morena, mientras que dijo que su compañero era de tez blanca, de complexión regular y que usaba lentes de aumento, mientras que no pudo ver a un tercer oficial, ya que nunca bajo de la unidad.
Luego que Víctor logró comunicarse con sus familiares, la madre de este aceptó pagar el dinero y quedó de verse con los oficiales en el exterior de un motel de la avenida Las Torres, donde lo dejaron libre al recibir los cinco mil pesos, no sin antes amenazarlos con dañarlos si denunciaban, agregando que tenían sus nombres y direcciones.