¡Fatal encontronazo!

Un impresionante encontronazo entre un taxi y una vagoneta, dejó como saldo una niña muerta y 10 personas lesionadas (entre ellas seis menores de edad) la noche de ayer, en el libramiento Carlos Salinas de Gortari.
El accidente ocurrió poco antes de las diez de la noche en el kilómetro 8+200, cerca del punto conocido como “salida de los yucles”.
De poniente a oriente circulaba un taxi de la línea Taximetros de Frontera tripulado por Óscar Armando Sánchez y cuatro pasajeros, (2 adultos y 2 menores)
En sentido contrario e invadiendo carril se desplazaba Ruth Carrillo Sánchez, quien viajaba a bordo de una vagoneta Pontiac color blanca, acompañada de cinco menores que resultaron gravemente lesionados.
El accidente ocurrió cuando Ruth Carrillo tal vez confundida por la oscuridad del tramo, no tomó el segundo cuerpo del carril de circulación de poniente a oriente y se siguió derecho en sentido contrario a más casi 100 kilómetros por hora.
El impacto fue inminente, ambas unidades chocaron de frente llevando el taxi la peor parte, al terminar entre la maleza prácticamente como “acordeón”, prensando a sus pasajeros que tuvieron que ser rescatados con las “tijeras de la vida”.
La escena era impresionante y de inmediato se activó el Código Rojo lo que movilizó a todas las corporaciones de seguridad y rescate, llegando al lugar con más de cuatro ambulancias para trasladar a los heridos a diferentes hospitales.
Entre los lesionados se encuentran el conductor del taxi de nombre Óscar Armando Sánchez, así como los dos adultos y dos menores que lo acompañaban de pasajeros; mientras que por parte de la vagoneta resultó herida su conductora de nombre Rut Carrillo Sánchez y sus hijos Alexander de 16 años, Andrea de 15 años, Valeria de 9, Daniela Estephania de 5 y Alexia Nicol de 4, todos de apellido Castañeda.
Por lo dramático del suceso, asistió Fuerza Coahuila, GATES, Policía Investigadora y la preventiva de Monclova y Frontera para acordonar el área y apoyar el traslado.
La responsable del accidente, alegó que no sabía que debía tomar el segundo cuerpo del libramiento para continuar su recorrido rumbo a Frontera, viajando en sentido contrario y provocando el terrible encontronazo.